Clarice Lispector: Pasión por la escritura

Mar 10 • destacamos, principales, Reflexiones • 2936 Views • No hay comentarios en Clarice Lispector: Pasión por la escritura

/

Escritora y periodista viajera, Clarice Lispector creo un mundo ficticio original, siempre poblado de personajes comunes y corrientes, una ventana a los misterios de la humanidad

/

LUCÍA MELGAR

Por la belleza de su lenguaje y su mirada singular sobre el mundo, la obra de Clarice Lispector ha ido ganando un público entusiasta en países con muy diversa tradición literaria. Ya sea en los cuentos de Lazos de familia o en las novelas La hora de la estrella o La pasión según GH, quien lee queda atrapada en los matices del relato, en la emoción que velan las apariencias cotidianas o en la pasión misma de la escritura.

/

Reconocida en su país como la gran escritora del siglo XX y de la lengua portuguesa, Lispector ha sido menos leída en castellano, en parte por la poca circulación de las traducciones, en parte por cierta tendencia hispanoamericana a considerar la literatura brasileña como ajena. Su obra, sin embargo, es cada vez más actual. Sin estridencias, cuestiona la idea de que el mundo está bien hecho, explora la condición de la mujer en una sociedad patriarcal y enajenada, se pregunta por el sentido de la vida, y despliega con maestría el arte narrativo. Reconstruir su vida, como lo hace Benjamin Moser en Por qué este mundo (Siruela, 2017), implica adentrarse en una experiencia personal compleja, a veces dolorosa, y seguir la trayectoria vital, intelectual y emocional de una mujer que encontró su vocación en la escritura. Narradora y periodista, viajera y observadora de la vida en su país; intelectual comprometida contra la dictadura, Lispector creó un mundo que invita a explorar los misterios del ser humano, a través de personajes comunes.

/

Documentada en archivos, libros y entrevistas, Por qué este mundo retoma, desde el título, las preocupaciones intelectuales y existenciales de la escritora. A través de sus páginas las entrecruza con su origen judío –una de sus facetas menos estudiadas hasta ahora–, su formación personal, intelectual y espiritual, y un sugerente análisis de su escritura.

/

Nacida en Ucrania, en 1920, Lispector llegó al Brasil antes de cumplir un año. Su familia huía de la Europa oriental de los pogroms antisemitas, la revolución y la miseria. Instalados en el noreste brasileño, donde tenían parientes, encontraron cierta estabilidad mas no la prosperidad a la que el padre aspiraba. La enfermedad de la madre, violada antes del nacimiento de Clarice, y su muerte cuando la niña tenía nueve años, dejaron en su visión del mundo, sugiere Moser, hondas marcas. La pérdida de la madre significaría una derrota personal para quien había intentado salvarla por la palabra y la imaginación, frustración que derivaría en un intento de salvar a otros, y a sí misma, mediante la escritura.

/

Interesado en acercarla a un público amplio, Moser recrea su mundo familiar así como el contexto político, literario y social brasileño, en que a menudo era vista como “extraña”. El biógrafo la sitúa dentro y fuera de las fronteras nacionales y permite valorar su trayectoria vivencial y creativa en un siglo marcado por guerras y dictaduras pero también por gran creatividad intelectual y artística.

/

Al iluminar la importancia de la cultura judía en Lispector, Moser devela un subtexto místico, particularmente sugerente en tanto el misticismo sería para ella una búsqueda espiritual, inspirada por la tradición hasídica, las lecturas talmúdicas de su padre, y su lectura de Spinoza. Esa búsqueda espiritual, en y a través de la palabra, explicaría, en parte el hermetismo de algunas novelas y su concepto de la palabra como signo creativo, que la acercaría a Kafka, con quien no es exagerado compararla.

/

Leerla desde la espiritualidad de la cultura judía abre una nueva vía para aprehender el poder de una escritura que rompió con las reglas de su idioma, que a menudo reduce al mínimo la anécdota, que se atreve a explorar el actuar humano hasta los límites del horror, y amplía la expresividad del lenguaje, características que pueden relacionarse con el modernismo de Las olas de Virginia Woolf, a quien la brasileña admiraba.

/

A diferencia de Hélène Cixous, la gran crítica que la difundió en Francia, Moser no se apropia de Lispector. Por momentos parece dar más importancia a la tragedia de la madre que a la comprensión crítica de la condición femenina en la visión feminista de la escritora. Esta cuestión de matiz, no obstante, en esta admirable biografía ilumina con sensibilidad y lucidez la figura de Lispector, su honda exploración de la condición humana y su excepcional poder creativo.

/

/

FOTO: Por qué este mundo. Una biografía de Clarice Lispector de Benjamin Moser. Madrid, Siruela, 2017. Traducción de Cristina Sánchez-Andrade, 492 pp.

« »