Danza joven de México, “Sin currículum”

Mar 11 • Escenarios, Miradas • 2593 Views • No hay comentarios en Danza joven de México, “Sin currículum”

/

Enigma de un día sin luna y Los imprescindibles son una muestra de cómo la creatividad se impone a la falta de recursos para conseguir obras expresivas alejadas de la parafernalia espectacular

/

POR JUAN HERNÁNDEZ

/

La temporada “¿Sin currículum?”, programada en el Teatro de la Danza, con la curaduría de La Manga Video y Danza, compañía codirigida por la coreógrafa Gabriela Medina y el videoasta Mario Villa, ofrece una plataforma para que los jóvenes creadores del arte coreográfico manifiesten sus inquietudes formales y discursivas en la práctica escénica.

/

Este fin de semana asistimos a la función de Fósforo Escena Móvil y El Olvidado Asombro Cía. Dos entidades creativas que distan mucho de las compañías grandes y estables. Son más bien núcleos pequeños, conformados por creadores noveles de la danza, que se ciñen a la austeridad, en el modo de producción, para ejercer su quehacer escénico.

/

Esta manera de producir lleva a los jóvenes coreógrafos a explorar con profundidad el instrumento principal con el que cuentan para hacer danza: el cuerpo. Los creadores vuelven a lo esencial, a construir lenguaje desde su instrumento principal, para proyectarlo escénicamente, en contraposición al uso de las nuevas tecnologías que puso de moda la generación anterior.

/

Los coreógrafos y bailarines “sin currículum” anteponen la creatividad a la falta de recursos y consiguen obras altamente expresivas y conmovedoras que renuncian, de entrada, al uso de una parafernalia espectacular e inútil.

/

En ese sentido encontramos que en la obra Enigma de un día sin luna hay sólo dos bailarines: Paco Rosas y Patricia Rodríguez, quienes en el 2010 fundaron Fósforo Escena Móvil. Con apenas seis años de experiencia, los jóvenes intérpretes y coreógrafos buscan en el cuerpo el sustento orgánico para hacer la figuración escénica del desencanto. La decepción parece ser el punto en común en la nueva generación de coreógrafos y bailarines en México. Una juventud que se enfrenta a la desesperanza, en un mundo que los pone frente a la oscuridad del abismo.

/

Enigma de un día sin luna es una pieza abstracta sobre la esperanza desfigurada del amor, del encuentro entre dos seres que terminan por destruirse. La narrativa no es expresada, formalmente, en una ilustración escénica realista, sino que se desvela en los impulsos orgánicos generados desde los cuerpos, que transitan por el filo de una espiritualidad (representada en los triángulos del diseño de iluminación) agredida.

/

La función es compartida con El Olvidado Asombro Cía., que presentó Los imprescindibles, ópera prima apoyada por el Programa Creadores Escénicos del Fonca 2016, del bailarín y coreógrafo Arturo Serrano, un sobresaliente intérprete y creador de la escena contemporánea, formado en la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA y ex miembro del elenco del Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac), en el periodo 2011-2013.

/

Serrano representa a una generación desesperanzada. Su coreográfica es, en ese sentido, un manifiesto, una confesión íntima, una declaración de guerra contra el dolor, la soledad y el vacío.

/

El cuerpo del intérprete se sumerge en una atmósfera oscura. Sentado frente a la mecha encendida de un cirio, su desnudez, en ese ambiente visual claroscuro, refiere a la imagen de los santos y mártires barrocos, aunque en el contexto contemporáneo es la metáfora de la humanidad en un paisaje desolado.

/

El joven creador recurre a la palabra como elemento potenciador de su expresión física. Habla para decir aquello que le importa: vivir abrazando el dolor y de todos modos gozar la vida, porque vale la pena ser y estar en el instante, y lo hace bailando.

/

Los imprescindibles es una obra también austera, pero cuenta con lo necesario para afectar al espectador, para decir una verdad desde la escena y hacer la síntesis de la devastación espiritual del mundo en la actualidad. La coreografía es fuerte, efectiva, dolorosa y, al mismo tiempo, placentera.

/

Arturo Serrano posee las características para ser uno de los coreógrafos potentes de la escena mexicana, pero también es, sin lugar a dudas, un bailarín e intérprete pleno, tanto por sus capacidades físicas y el dominio técnico, como por el compromiso que expresa para dar sentido a sus movimientos. Baila para existir y su cuerpo se convierte, en sí mismo, en una poderosa máquina que, en un instante, transforma el mundo.

/

FOTO:  Los imprescindibles, con El Olvidado Asombro Cia., creada e interpretada por Arturo Serrano, y Enigma de un día sin luna, de Fósforo Escena Móvil, con Patricia Rodríguez y Paco Rosas, se presentan dentro de la temporada ¿Sin currículum?, en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque (atrás del Auditorio Nacional), el 12 de marzo, a las 18 horas.

« »