El expediente casi secreto de Guillermo del Toro

Mar 3 • destacamos, principales, Reflexiones • 12754 Views • No hay comentarios en El expediente casi secreto de Guillermo del Toro

/

El universo cinematográfico de Guillermo del Toro está alimentado de innumerables referencias de la cultura popular mexicana: desde historietas de terror sobre leyendas novohispanas, el cine de luchadores, hasta películas de gángsters y envidiables “cinturitas”

/

POR JOSÉ XAVIER NÁVAR

Películas Favoritas: ¿Quién lo iba a imaginar? Las películas favoritas que tocaron de niño y jovencito al Gordo más famoso del fantástico mundial son de ese tipo que cualquiera podría negar. Sin embargo, a él como a muchos fanáticos del impredecible bizarro mexicano, no le da pena enumerarlas o decirlas de viva voz sin usar gafas Ray-Ban oscuras. Aquí van algunas de sus preferidas y, por favor, no hagan caras, son, la verdad, algunas muy buenas y reveladoras, aunque no para gustos franceses exquisitos como los de Alejandro “No me gusta El Santo” Pelayo y “Mr. Natural”: Nelson Carro.

/

He aquí algunas de su Top Ten de Cine Mexicano: Guillermo del Toro siempre se ha destapado sin el menor pudor con El Suavecito (1951), de Fernando Méndez, que también dirigió una de las cartas fuertes del fantástico mexicano y mundial: El Vampiro, para regocijo del director de Mimic. En ella, el vividor, cinturita y padrote de barriada, Roberto (Víctor Parra), alias “El Suavecito”, lleva de la fregada su relación con Lupita (la guapa Aurora Segura), a su vez pretendida por el taxista Carlos (Dagoberto Rodríguez) que la quiere bien. En un acto de cobardía, “El Suavecito” engaña a Carlos y lo presenta con “El Nene” (Enrique del Castillo, uno de los actores de culto telenovelero del México viejo). Entre los dos lo hacen aparecer como responsable de un asesinato. Al final ambos pagan con sus vidas su fechoría. Aunque nada tiene de fantástico (a no ser su increíble ambientación) a Del Toro le tiembla la voz cuando cuenta las secuencias de lo que vio a los 13 años.

/

El Pantano de las Ánimas, de Rafael Baledón: El director del serial de culto de La sombra vengadora dirigió una de las películas favoritas del Gordo de Guadalajara, que lo dejó marcado a los 8 años: el protagonista es un monstruo acuático, entre la criatura de la Laguna Negra (no el Monstruo de la Laguna Verde, como manejan los que no saben de monstruología aplicada al territorio nacional) y Topo Gigio. Bajo ese disfraz que no disimula un burdo tanque de oxígeno que trae la criatura, se oculta un tipo que quiere estafar a los habitantes del pueblo. Obviamente lo impide un agente secreto de a caballo (Gastón Santos). Este es el antecedente fílmico más antiguo y personal del Gordo en referencia al “monstruo” de la película La forma del agua, que tuvo un costo de 20 millones de dólares. Un tal David Zindel alega que los creadores de The Shape of Water plagiaron la obra de su padre, Paul Zindel, ganador del Pulitzer y autor del guión de Let Me Hear You Whisper, una serie de televisión realizada en los años 60. El vaticinio es muy probable que sea un agarrón entre los herederos del “plagiado” y la Fox Searchlight. Del Toro ha dicho que la idea original de La forma del agua se la compró a su amigo Daniel Kraus en el año 2011 y remata: “Tengo 25 años de carrera y soy infinitamente transparente. De hecho, celebro las influencias que tengo y como se transforman cuando las aplico a mi cine, pero este no es el caso”.

/

Caperucita Roja: Aunque Guillermo del Toro lo puede negar, sus amigos saben que siente una especial debilidad –como si fuera Kryptonita a Superman– por esta película de Roberto Rodríguez, rodada en 1959. ¿Será talvez porque se trata de una comedia fantástica friki? Vaya uno a saber. El caso es que a las ediciones que tiene el creador de Cronos, entre otras, sólo le falta el Blu-Ray, para ver en otra dimensión (que muy probablemente sea la desconocida) a María Gracia y Manuel “El Loco” Valdés, y volver a los cinco años, cuando la vio por primera vez.

/

Nocaut: Con esmalte de thriller, esta película dirigida en 1983 por José Luis García Agraz –parte del Olimpo de directores del también “gourmetero” profesional y guía autorizado de tacos, pozole y birria de Guadalajara– es un drama de gánsteres, prostitución y box. Una luz al final del camino. Del Toro amenazó a los autores del libro Psicotrónico Indómito: El Cine Bizarro Mexicano (próximo a publicarse) con retirar su prólogo de presentación si no se incluía esta cinta protagonizada por Gonzalo Vega, Blanca Guerra y Wolf Ruvinskis.

/

Nunca ha negado su afición por el cine de lucha libre: En 1963, editorial Gutenberg lanzó un colección de cuentos titulada Tradiciones de la Colonia. Su costo era de un peso por número y estaban impresos en sepia y algunas veces en negro. Sus historias se inspiraban en la tradición oral de la Colonia, en la que se narraba la historia de las calles, callejuelas y callejones sin retorno del hoy Centro Histórico (pobladas de brujas, aparecidos, fantasmas y monstruos) con presencia de un primo cercano de Boris Karloff. ¿Y adivinen quién era súper fan? Pues claro: Guillermo del Toro, quien le suplicó a su amigo Rubén Sano que se la consiguiera a cualquier precio. Sano le cumplió y el Gordo, para corresponder (porque siempre ha sido generoso), le regaló una colección de planas de El Universal Gráfico (edición de Guadalajara) de los años cincuenta, más unos números de 1936 de la revista Sucesos, del genial detective de la nariz aguileña: Dick Tracy, creado por Chester Gould, en los años 30. Cosas que nunca se olvidan. Esa pasión se puede seguir en el número especial de la revista Cine Premier (253, octubre de 2015) dedicado a su película: La cumbre escarlata, donde fue editor invitado.

/

Necropia: Compañía de maquillaje de Guillermo del Toro y su ahora ex esposa Lorenza Newton. Luego de un doctorado de varios años con el “Padrino de los efectos especiales”, Dick Smith, el Gordo aplicó mucho de lo aprendido en películas clave como Mimic, donde aplicó insectología de última generación y mimetización de humanos para ese entonces (1997). En la realización de los efectos estuvo bajo sus órdenes el maquillista Donald Mowat. En Blade II perturba con una nueva estética vampiril, contando con Michelle Taylor como jefa del área de maquillaje de esta cinta, rodada en el 2002. En Hellboy otra mujer fue responsable de concretar las ideas de Del Toro (Deborah Jarvis), utilizando básicamente prótesis y animatronics. En El laberinto del fauno (2006), una de las películas más plenas en universos de seres fantásticos concebidos por Guillermo, dio instrucciones precisas de lo que quería en pantalla a José Quetglas. En 2008 realiza la secuela de Hellboy II. The Golden Army. Lesley Smith fue la encargada de revirtualizar en pantalla las exigencias del Gordo.

/

The Strain: Su gran pasión por la Lucha Libre y algunos de los primero ídolos del pancracio nacional están homenajeados para los lectores del cómic en The Strain, su vampiril serie de pandemia que también podría llamarse “El Virus que llegó de Berlín”. Las escenas de lucha libre filmadas con el primer actor Joaquín Cosío –“El Cochiloco” original de El Infierno, de Luis Estrada– tienen igual pasión o más, según sus propias palabras, que con las que ha dirigido toda su filmografía.

/

No se sabe si con Doña Lupe o con Geometría, pero el mismísimo Arturo Ripstein, le auguró en la Cineteca Nacional un futuro promisorio al hijo predilecto de Guadalajara, quien en 1987 hacía cola junto con Rubén Sano para comprar los boletos para ver la premier casi mundial de alguno de estos dos cortometraje. Nadie imaginaba en ese entonces hasta donde llegaría el Gordo.

/

Entre los muchos libros que ha prologado hay un libro español sobre Frankenstein (todo un tratado) y uno mexicano que se titula Psicotrónico Indómito: El Cine Bizarro Mexicano, de muy próxima aparición. También en la revista Cine Premier se ha permitido publicar un texto de introducción…

/

El Rock de la Cárcel: Es un cortometraje en Super8 sin sonido sobre el grupo de rock Three Souls in my Mind, filmado por Rubén Sano y rodado en el Reclusorio Norte, con invitados de honor criminal de primera fila, como Alberto Sicilia Falcón, al que el Gordo y Leonardo García Tsao le pusieron la banda sonora de viva voz en una sola edición de la que no hay registro. Todos se partieron de risa y, como no se grabó, quedó en espera de una segunda oportunidad ahora que está salvado en digital.

/

El Enmascarado de Plata (versión tapatía): Con el total de los 12 episodios (ya que aquí Televisa sólo pasaba nueve) fue regalada a los autores de Quiero ver sangre: la historia ilustrada del cine de luchadores con la cinta que catapultó al Enmascarado de plata, creado por José G. Cruz como ¡villano! y no como el héroe que luego sería Rodolfo Guzmán Huerta a partir de 1958.

/

Lorenza Newton: Su ex mujer, de la que se acaba de separar luego de haber sido novios desde niños. Cosas del cine… fantástico.

/

Manías: Cambia de celular a cada rato y llora a la menor provocación cuando le dan un premio por sus trabajos cinematográficos. Como Deep Purple en sus tiempos de come-back es capaz de firmarle a sus fans toda clase de parafernalia desde el primero hasta el último de la fila. Es también un experto gourmet y guía autorizado de los bajos fondos gastronómicos de su natal Guadalajara, Jalisco. Otra de sus pasiones es el diseño de videojuegos, que le reclama mucho tiempo.

/

Doña Lupe (1985): Con su mamá, la señora Guadalupe Gómez, como protagonista y sin revelar el salario que le pagó, Guillermo filmó los 30 minutos de lo que se conoce como su noveno cortometraje oficial. Hay ocho previos que están guardados en quién sabe dónde, o como dice Juan Villoro: “Seguramente reposan en una caja de galletas Gamesa” arrumbada por ahí.

/

La hora marcada: Entre 1988 y 1989 el freak de la Perla tapatía le dedica tiempo a esta serie mexicana de culto fantástico, dirigiendo el episodio “Con todo para llevar” (conocida también como “Hamburguesas”). Según otras informaciones, también dirigió “Kes Gourmets”, “Invasión” y “Sandra” ¿Alguien recuerda estos episodios?

/

2010: En este año se manejó que Del Toro era el indicado para a dirigir la enésima aparición de Godzilla. El Gordo, al parecer, sólo dijo: ni con Manlio Fabio.

/

Todavía es hora de H. P. Lovecraft: Está esperando la adaptación de la novela de horror cósmico En las montañas de la locura. Todo iba muy bien, incluso el reparto (Tom Cruise y Ron Perlman) hasta que salió el peine: el presupuesto de las escenas previstas para ser filmadas en Alaska quedó en 150 millones de dólares. Aparte Guillermo quería clasificación PG, o sea “horror para verse en familia”. Sin embargo, como había muchas similitudes con la precuela de Alien: Prometeus (¿?) todo quedo en archivo muerto, a pesar de que a Del Toro le salió lo Jorge Negrete (¡No le saques!) tratando de intimidar a Pedro Infante Warner (¡Sí le saco!) como en Dos tipos de cuidado.

/

El año 2009 marca se debut como escritor con la publicación de Nocturna, su primera novela, parte de la trilogía de la Oscuridad, escrita al lado de Chuck Hogan. Un año después apareció Oscura. De la tercera parte, nadie sabe, nadie supo, pero el virus que trasforma humanos en vampiros, hasta el momento ha evitado la estaca.

/

Actores fetiche: El nortemaericano Ron Perlman (Hellboy) y el argentino Federico Luppi (La invención de Cronos).

/

Cronos: Como dato curioso, fue filmada en lo que ahora es Plaza Loreto, en la Ciudad de México, y se trata de un artefacto medieval en cuyo interior reposa un insecto que se alimenta de sangre y tiene el poder de brindar la eterna juventud. Dentro de la vampirología, esta variación mexicana es considerada como una obra de culto.

/

El Hobbit / Peter Jackson: Después de una y mil peripecias de los fans de Del Toro conocidas, el Gordo abandonó la dirección de The Hobbit y la Metro-Goldwyn-Mayer no quiso suicidarse otra vez con lo que costaría la producción. Con todo y que parece imposible encontrar un director más que dotado que el realizador de Blade y Hellboy, Peter Jackson dudó como cuando ganó tanto dinero con la trilogía de El señor de los anillos y no invirtió parte en el cine gore que tanto le gustaba, en sus tiempos de hambre. Todo se quedó en buenas intenciones.

/

Tres Tristes Tigres: La productora de Enrique Quintero Mármol, Víctor Vallejo y Jaime Bárcenas potencializó a Del Toro al igual que a grupos de rock mexicano como Chac Mool, en sus inicios. El cuarto tigre, Alejandro Macías “El Conejo”, ya había trabajado antes con el Gordo en La hora marcada.

/

Ayudó a instaurar el Premio Rigoberto Mora en Guadalajara a los Mejores efectos especiales.

/

/

Foto: Imagen de “El Suavecito”, de Fernando Méndez, con Víctor Parra y Aurora Segura. /Especial

« »