Los presidenciables y la cultura: entre las propuestas y el vacío

May 12 • Conexiones • 5964 Views • No hay comentarios en Los presidenciables y la cultura: entre las propuestas y el vacío

//

Representantes de los candidatos que contienden por la Presidencia han dado a conocer sus respectivos proyectos culturales, en algunos casos. De la cultura como factor de desarrollo comunitario a las industrias creativas y la agenda digital, existen diferencias y matices, pero también coincidencias y omisiones. Igualmente hay improvisación, desinterés y, en el peor de los casos, total desinformación

/

POR ALIDA PIÑÓN
[email protected]

La Cultura no es uno de los temas prioritarios en las agendas de los cinco candidatos a la Presidencia de la República. Durante semanas miembros de la comunidad cultural interesados en políticas públicas enfocadas para este sector habían cuestionado las pocas o nulas propuestas. El primero en referirse a esta cuestión fue el abanderado por la coalición Juntos Haremos Historia, formada por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT), y Partido Encuentro Social (PES), Andrés Manuel López Obrador, cuando en diciembre pasado presentó a Alejandra Frausto como su eventual secretaria de Cultura. El segundo fue Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, formada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento Ciudadano (MC), quien presentó en abril a Raúl Padilla —presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara— como su enlace y responsable de delinear sus propuestas para este rubro. La tercera fue Margarita Zavala al presentar el 8 de mayo a Consuelo Sáizar —presidenta del entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) durante el sexenio de Felipe Calderón— como la responsable de Educación y Cultura. Hasta esta semana José Antonio Meade no ha dado a conocer sus propuestas y sólo ha dedicado un párrafo al tema en su página oficial. Mientras que Jaime Rodríguez El Bronco no lo tiene contemplado ni en su discurso ni en sus plataformas digitales.

/

El sector cultural no es rubro menor. Cuenta con una secretaría desde el 18 de diciembre de 2015 cuando fue creada —a instancias del presidente Peña Nieto—, este año ejerce un presupuesto de 12 mil 916 millones de pesos (mdp), monto que está por encima de otras secretarías como Turismo (3 mil 916 mdp), Relaciones Exteriores (9 mil mdp) y Economía (9 mil 578 mdp), según el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). Además, de acuerdo con su reglamento publicado en el Diario Oficial de la Federación tiene dos subsecretarías, 12 direcciones, cinco órganos desconcentrados y trabaja con siete paraestatales: Canal 22, Cineteca Nacional, Centro Cultural y Turístico de Tijuana (Cecut), Institututo Mexicano de Cinematografía (Imcine), Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), la red nacional de librerías Educal, Estudios Churubusco y el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali). Por si fuera poco, tiene 18 gremios sindicales.

/

Las propuestas que hasta ahora han dado a conocer los responsables de cultura son, en algunos casos, parecidas en temas como la educación artística, el uso de tecnologías, la imagen de México en el mundo, el apoyo a los creadores, la visión de la cultura como herramienta para la reconstrucción del tejido social. En un punto coinciden casi todos: la búsqueda de un mayor presupuesto.

/

Incluso Padilla y Sáizar apuntan al reto de conseguir el 1% del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). Para entender mejor esta cifra: el presupuesto aprobado para este año es de cinco billones 279 mil 667 mdp, si hoy se destinara ese porcentaje al sector cultural se contaría con alrededor de 52 mil mdp, es decir, un monto cercano al que maneja la Secretaría de Gobernación (64 mil mdp).

/

Confabulario sostuvo entrevistas con cuatro responsables de los temas culturales. Las propuestas que plantean, coincidieron, son hasta ahora los primeros ejes y continúan escuchando a la comunidad cultural para seguir sumando ideas.

/

/

Ricardo Anaya, diversidad y educación artística

El 4 de abril Ricardo Anaya presentó a Raúl Padilla, fundador y presidente de la Feria Internacional del Libro y del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, como el enlace en los temas culturales. Se trata de una de las figuras centrales del desarrollo cultural de la capital tapatía y se le ha reconocido ampliamente por su trabajo en la gestión y promoción cultural, pero también es un personaje que ha sido duramente cuestionado por ser considerado como el “jefe máximo” de la Universidad de Guadalajara, y aun se le ha acusado de ser un “cacique cultural”.

/

Desde su presentación como encargado de los temas culturales se ha entrevistado con miembros del sector y ha ofrecido diversas entrevistas para dar detalles de sus propuestas divididas en 8 ejes: 1. Política integral de cultura, no sólo bellas artes. 2. El país, no sólo el centro. 3. Cultura, motor del desarrollo. 4. Cultura, creadora de ciudadanía. 5. Diversidad cultural, no hegemonía. 6. Educación, formación artística y formación para creadores. 7. Cultura con presupuesto digno. 8. Reestructuración de la Secretaría de Cultura.

/

Asimismo, de cada uno de los puntos ha destacado algunas de las acciones fundamentales como promover un programa integral de cultura que además de las bellas artes, impulse las diferentes formas de expresión como el diseño, las culturas populares y las alternativas, las artesanías y la gastronomía; descentralizar las políticas de fomento cultural, particularmente del INBA y del FONCA; hacer de las industrias culturales y creativas un eje estratégico de la política económica del país; generar programas de créditos y apoyos a PYMEs culturales en conjunto con la Secretaría de Economía. Así como concebir la cultura como una herramienta que estimule el pensamiento crítico y la capacidad de discernimiento, para formar mejores ciudadanos; planear la política cultural a partir de los derechos culturales y el apoyo a la diversidad; diseñar los mecanismos adecuados para incorporar las culturas indígenas al diálogo cultural nacional; fortalecer las escuelas de educación artística existentes y crear nuevos espacios para la formación de jóvenes artistas en todo el país; aumentar gradualmente el presupuesto público en materia cultural con la meta del 1% del PEF.

/

A diferencia de Frausto, Padilla es sólo un enlace y no se ha anunciado como probable secretario de Cultura, en caso de que Anaya ocupe la Presidencia. El propio Padilla ha descartado públicamente aspirar a ese cargo.

Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente. / Ariel Ojeda / EL UNIVERSAL

/

/

Andrés Manuel López Obrador, cultura comunitaria

El abanderado por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, presentó en 2012 un amplio programa cultural cuyo eje principal era la creación de la Secretaría de Cultura. Aunque también habló de fomentar el hábito a la lectura, fortalecer la red de bibliotecas, salas de lectura y librerías, así como impulsar la realización de ferias del libro en todo el país porque serían un punto de encuentro de escritores y lectores. Además, en un discurso que ofreció en Michoacán en ese año, aseguró: “El arte y la cultura serán una prioridad de nuestro futuro gobierno”. También sostuvo que la cultura no es accesoria, sino el sostén de la comunidad.

/

La propuesta cultural de López Obrador para esta elección no ha variado: sigue diciendo que la cultura será un factor de desarrollo social. En diciembre pasado presentó a Alejandra Frausto, egresada de la Facultad de Derecho de la UNAM, como la próxima secretaria de Cultura en caso de ganar la presidencia. Y es ella quien ha dado a conocer a los medios de comunicación y a especialistas en temas culturales, como los miembros del Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultural (Grecu), algunos de los avances de la plataforma cultural.

/

Desde su presentación como secretaria en caso de ganar las elecciones del 1 de julio, Frausto ha sostenido diversos encuentros con la prensa, con el Grecu y con la comunidad cultural. Se ha destacado como promotora cultural, interesada particularmente en las culturas populares, pero también ha sido centro de cuestionamientos por su desempeño centralista al frente del Instituto de Cultura Guerrerense, así como por su dificultad para propiciar el diálogo con todos los sectores en el Seminario de Cultura Mexicana en donde se desempeñó como secretaria ejecutiva.

/

En la página web Proyecto2018.com hay un apartado dedicado a la Educación, Ciencia, Valores y Cultura, en el que se detalla los ejes vitales de la propuesta del candidato. El más relevante es la Cultura comunitaria. En entrevista con EL UNIVERSAL dio a conocer que conciben a la cultura como una herramienta de trasformación social y de desarrollo comunitario, especialmente en zonas vulnerables.

/

Este esquema no es nuevo. Durante la gestión de Frausto como directora general de Culturas Populares de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, entre 2013 y 2017, se implementó el programa Cultura para la Armonía, y tenía proyectos como el de Cine Sillita que consistía en realizar proyecciones en canchas y terrenos baldíos. De acuerdo a Frausto, este tipo de proyectos no sólo permanecerán (en caso de que López Obrador triunfe), sino que serán centrales para el desarrollo de proyectos comunitarios en todo el país.

/

Asimismo, buscarán fortalecer la industria cinematográfica mexicana y “proteger el cine mexicano como bien cultural y expresión de la identidad nacional”. Otro de los temas centrales de su política cultural será la descentralización de la administración. Para ello, se ha dicho, se buscará llevar la Secretaría de Cultura a Tlaxcala, mudanza con la que, aseguró, no se vulnerarán los derechos los trabajadores.

/

Un tema que ha sido central y novedoso en la plataforma cultural de López Obrador es la transformación de la residencia oficial de Los Pinos en un espacio cultural. Para ello se ha pedido a los ciudadanos que propongan el uso que se le debería de dar. En entrevista, Frausto reconoció que antes de definir qué es lo que harán, no sólo escucharán las propuestas, sino que conocerán antes el lugar.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia. /Cuahtémoc Moreno Cabrera/ EL UNIVERSAL

/

/

José Antonio Meade, la cultura como pilar de la política exterior

Las propuestas culturales del candidato por la coalición Todos por México conformada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, José Antonio Meade, no se han dado a conocer de manera oficial. En la página meade18.com plantea sus “7 compromisos por la nación”. Uno de ellos es “Educación de excelencia para tus hijos” y en éste hace referencia al tema cultural. “Le daré un impulso sin precedente al arte y a la cultura, nuestra mejor carta de presentación, para que sean parte de nuestra vida cotidiana y social”, escribe el aspirante a la Presidencia. Nada más.

/

Desde hace semanas EL UNIVERSAL solicitó a los responsables de las áreas de prensa una entrevista con el equipo encargado del tema, pero no se concretó la cita. En el Grecu, nacido en la UAM-Xochimilco, Lizeth Galván Cortés, quien ha sido titular de la Dirección General de Cooperación Educativa y Cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores, se presentó como el enlace con la comunidad en la Coordinación de Vinculación con la Sociedad Civil y como la responsable del tema cultural. Se le contactó para una entrevista pero ésta tampoco se concretó.

/

En su lugar, Sergio Alcocer, quien se sumó a la campaña en marzo pasado como encargado de coordinar proyectos regionales, concedió una entrevista telefónica para hablar de temas de educación y cultura. Uno de los puntos centrales de la política cultural del candidato Meade, dijo, será “fortalecer la plurietnia y la multicultura del país”. Asimismo, fortalecerá el crecimiento de las industrias creativas porque la cultura debe convertirse en un “medio autosustentable” y promoverá que los niños y jóvenes cuenten con formación artística y cultural desde la educación básica, especialmente en las comunidades que padezcan de violencia derivada del crimen organizado.

/

Para ejemplificar la importancia de la cultura para la sociedad indicó que el muralismo es una expresión artística que podría ayudar a la recuperación de la “identidad local” en las zonas afectadas por la violencia. Así, aseguró, la cultura no sólo será para el disfrute y el mejoramiento de la calidad de vida, sino también servirá para “expresar situaciones cotidianas” y para la “reconstrucción del tejido social”.

/

Fortalecimiento de la gestión de museos, así como su modernización –sin distinción de públicos y privados– será otro de los objetivos del candidato de Todos por México. Asimismo indicó Alcocer que la Secretaría de Cultura deberá tener, a su vez, cuatro objetivos: “la cultura para todas las culturas, que consiste en convertir a México en un referente regional en políticas de inclusión cultural”; “renovación de infraestructura para apoyar las culturas”, “desarrollar el talento artístico y creativo” a través de becas, y “cultura para un México global”, que se refiere a convertir a la cultura en un pilar de la política exterior del país.

/

Cabe destacar que los autores del libro ¡Es la reforma cultural, Presidente! y miembros del Grecu, conformado especialistas en políticas culturales, gestores, promotores, periodistas y artistas, sostendrían un encuentro con Galván. Después se les explicó que en su lugar asistiría Javier Lozano, pero el ex senador por el PAN pospuso el encuentro. El 14 de mayo se contempla un debate con Frausto, Sáizar y Padilla. Por la coalición Todos por México se anunció la participación de Lozano, aunque su lugar será ocupado por Beatriz Paredes.

José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México. / José Luis González / Reuters

/

/

Jaime Rodríguez Calderón, sin propuestas

El candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, no ha dado a conocer si ha conformado o no un equipo para elaborar una plataforma cultural. Sin embargo, Silvia González, ex esposa del gobernador del estado de Nuevo León desde 2015 —con licencia del cargo desde enero de 2018—, ha hablado sobre un presunto desinterés del candidato. “A él no le gusta la cultura, porque me lo dijo y lo puedo repetir en su cara. Me dijo que los que hacen cultura son gente que no tiene nada que hacer”, declaró en agosto pasado, de acuerdo con una nota publicada en el portal El regio.

/

En su página web no hay una sólo mención a la cultura. Sin embargo, como gobernador de Nuevo León, de acuerdo con la prensa local, ha buscado ampliar la infraestructura cultural a zonas vulnerables ubicadas fuera del área metropolitana. En mayo de 2017 anunció la creación de cinco “esferas culturales”, espacios que servirían para la formación artística, así como para la promoción de actividades culturales. La primera estaba planeada para su inauguración en diciembre de ese año. A la fecha no se ha abierto pero se prevé que sea abierta al público en el próximo verano.

/

El retraso, según la prensa, se debió a una baja del presupuesto. El Consejo para la Cultura y las Artes del estado, tuvo una reducción del presupuesto durante 2018 del 9.6%: pasó de 165 a 149 mdp para este año.

El candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón. / Luis Ramírez / Cuartoscuro

/

/

Margarita Zavala, por el 1% del presupuesto

La candidata independiente Margarita Zavala ha dicho en algunas presentaciones de su campaña que la cultura será uno de los ejes de su mandato. Apenas el 8 de mayo habló sobre la libertad como uno de los valores más importantes de su campaña y de la cultura como una de las vías torales para ejercer esa libertad. Además, presentó a Consuelo Sáizar, ex presidenta del desaparecido Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, hoy Secretaría de Cultura, como su asesora en temas de cultura y educación.

/

En entrevista con EL UNIVERSAL aseguró que las líneas de trabajo más importantes son: revisar la educación artística y quién se va a hacer cargo de ella; ampliar y fortalecer la infraestructura teatral; crear la Universidad de las Artes y destinar el 1% del gasto anual del gobierno a cultura. De acuerdo con Sáizar, a la candidata Margarita Zavala le interesa que la cultura sea el eje articulador de la identidad nacional como lo fue en el siglo XX con el proyecto vasconcelista, pero abordarlo ahora también desde la óptica de la “economía naranja que son las empresas creativas” y “la economía de los talentos”.

/

Consuelo Sáizar ha destacado como editora y como directora del Fondo de Cultura Económica, así como por su gestión en el gobierno calderonista, pero, al igual que Frausto y Padilla, no escapa a las críticas. Se le ha cuestionado desde los sobrecostos en la infraestructura que promovió hasta la cercanía de sus amigos a los que contrató como asesores con honorarios elevados.

/

En la presentación de las propuestas en materia cultural, así como en la presentación oficial, Sáizar insistió en el impulso a la llamada economía naranja para generar valor económico en campos como el cine, el diseño gráfico, la televisión y los videojuegos. También buscan incrementar la productividad del sector con el desarrollo y uso de herramientas tecnológicas, con un nuevo marco fiscal, con la consolidación de la Secretaría de Cultura y con el ejercicio de la ya promulgada Ley General de Cultura.

/

También busca aprovechar la infraestructura, patrimonio arqueológico, artístico, arquitectónico, culinario e inmaterial —música, festividades, tradiciones, lenguas—, para que nuestras comunidades tengan ingresos que les permitan preservar sus tradiciones, cuidar de su patrimonio e incrementar su riqueza artística; reproducir el legado artístico, expresado en forma de música, pintura, teatro, danza, cine y arquitectura; y facilitar la promoción cultural del país, y favorecer el desarrollo de las expresiones culturales, apoyando la creación, fomentando la inversión y contribuyendo a resolver el tema de la difusión y la distribución de la obra artística.

La candidata independiente Margarita Zavala. /Carlos Jasso/ Reuters

/

//

Foto: Pabellón de ampliaciones, 2015, obra de Rafael Lozano-Hemmer, MUAC, Ciudad de México./Alejandro Acosta / EL UNIVERSAL

/

« »