La resiliencia del ser humano

Sep 9 • Escenarios, Miradas • 1427 Views • No hay comentarios en La resiliencia del ser humano

/

Esta obra del director argentino Emiliano Dionisi explota los dilemas éticos de un joven que debe hacerse cargo de su padre, y acarrear con los episodios traumáticos que esto representa

/

POR JUAN HERNÁNDEZ

/

Un hijo se convierte en el cuidador principal de su padre anciano. El joven debe poner en pausa los objetivos de su vida para hacerse cargo de su progenitor, quien se encuentra en el ocaso de su vida. El ciclo natural de vida parece concretarse, pero la propuesta del dramaturgo y director de escena Emiliano Dionisi, en la obra El apego, se concentra en descubrir las grietas emocionales que esa vivencia provoca en el protagonista.

/

La puesta en escena de Emiliano Dionisi, joven de nacionalidad argentina, se presenta en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón, del Centro Cultural Universitario, con las actuaciones de Miguel Pérez Enciso, Guillermo Revilla y Alejandro Piedras; la dirección residente de Alan Uribe Villarruel, escenografía e iluminación de Tenzing Ortega y vestuario de Aldo Vázquez.

/

El montaje fue parte del programa del Festival Internacional de Teatro Universitario, ofrecido a principios de este año y, actualmente, está en temporada, hasta el 30 de septiembre. La idea es que tanto los creativos de Argentina, como de México, colaboren y experimenten, en relación con la manera de aproximarse al hecho escénico.

/

Emilio Dionisi escribe una obra que escarba en las emociones, a partir de un trance, particularmente difícil, de la experiencia humana: cuando el hijo debe hacerse cargo de, en este caso, el padre anciano, con el cual establece una relación compleja, pues más allá de lo que dicta el código moral en estos casos, debe enfrentarse, de manera cotidiana, a su consciencia moral y constatar en su personalidad aquello que en psicología es nombrada como resiliencia. Es decir: su capacidad para superar los momentos traumáticos, que el deterioro de la vida y la eventual muerte del padre le significan.

/

El texto evita la narración lineal, para tomar la ruta del desvelamiento paulatino de la relación paterno-filial, así como de los conflictos en que ésta provoca, tanto en términos materiales, como en los del terreno de la psique humana. Y es así como nos encontramos con un dramaturgo joven, que experimenta con su propia escritura, para revelar el enigma del drama.

/

Emiliano Dionisi escribe pensando en la escenificación, de tal forma que su narrativa trasciende el papel, para arribar al momento de vida y verdad, a las que aspira el teatro. El autor toma en sus manos la dirección escénica y se conduce con coherencia respecto a la estructura del texto, de tal forma que el espectador es testigo de una obra que puede leerse como la figuración escénica de la memoria.

/

El personaje del hijo es interpretado por tres actores, lo que resulta acertado en la deconstrucción de la personalidad y la estructura emocional del protagonista. Más allá de las implicaciones conceptuales de la psicología aplicada al teatro, en relación con temas como el apego, la conciencia moral, el duelo y la resiliencia, la puesta en escena busca escudriñar en la esencia de la experiencia humana, en una etapa de la que nadie escapa y de la que, sin embargo, poco se habla.

/

El padre anciano, en esta obra, no tiene un rostro y una voz. Su existencia se intuye a partir de la existencia del otro, la del hijo; en quien el cuidado de su progenitor se vuelve un peso, un sentimiento inconfesable, pues resulta contrario al código moral social, que da por hecho como un deber que los hijos se hagan cargo de los padres, cuando éstos ya no pueden valerse por sí mismos.

/

Este conflicto moral es quizá lo más interesante en términos dramáticos en la obra El apego, pero también pensamos que el autor y director se contuvo al hacer la reflexión en relación con un tema por demás polémico; probablemente por tratarse de un tema que pudo tocar fuertemente la susceptibilidad del público, de la cultura y de un sistema de creencias arraigado en la tradición. Así que Dionisi opta por otro camino: el distanciamiento. A través de ese recurso toca un tema doloroso y evita subvertir la convención, por lo que su obra se entrampa en un discurso, en este sentido, conservador. De ahí que el público se la pase riendo la mayor parte de la función, no obstante estar frente a una tragedia.

/

Los actores Miguel Pérez Enciso, Guillermo Revilla y Alejandro Piedras resuelven de manera eficaz los retos de la construcción del personaje, tanto en la enunciación del texto, como en el manejo de las emociones y en las secuencias coreográficas propuestas para hacer presente estados del alma inaprehensibles. Un personaje a tres voces, amparado en la atmósfera sepia de un retrato antiguo, prevaleciente en la escenografía, que recrea una habitación en la que no podemos dejar de percibir la omnipresencia protagónica de eso que llamamos tiempo.

/

/

FOTO: El apego, escrita y dirigida por Emiliano Dionisi, con las actuaciones de Miguel Pérez Enciso, Guillermo Revilla, Alejandro Piedras, coproducción de la Dirección de Teatro UNAM y la Diplomatura de Dramaturgia del Centro Cultural Paco Urondo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, se presenta en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario (Insurgentes Sur 3000), jueves y viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18 horas, hasta el 30 de septiembre.

« »