Los epigramas de Xavier Villaurrutia

Abr 7 • Conexiones, destacamos, principales • 2963 Views • No hay comentarios en Los epigramas de Xavier Villaurrutia

Presentamos una faceta poco conocida de este miembro del grupo Contemporáneos que revela, entre otros asuntos, su agudeza y sentido del humor: la de escritor de ligeros epigramas

//

POR SEGIO TÉLLEZ-PON 

La personalidad de Xavier Villaurrutia se ha relacionado inevitablemente con los temas y el tono de su poesía. Así, el poeta de los nocturnos más célebres de la lírica mexicana del siglo XX hizo del amor, el sueño y la muerte la materia prima de sus poemas pero es preciso decir que esa no fue su actitud en la vida, es decir, no era una persona melancólica, oscura ni dramática, muy al contrario era amigable, parrandero y alegre. Así lo presentan varios testimonios y datos. En La estatua de sal, Salvador Novo cuenta que Villaurrutia fue el único que pudo sacar de su extrema timidez al pintor Agustín Lazo y este último escribió que el poeta tenía tal don de gentes que lo convertía en una especie de eslabón con el que atraía y entusiasmaba a sus más allegados.

/

Ese don de gentes, esa labor de eslabón para cohesionar a sus amigos, hizo que Villaurrutia estrechara relaciones tanto con los dos Gorostiza, José y Celestino, lo mismo que con Antonieta Rivas Mercado o César Moro, así como con Jaime Torres Bodet y Enrique González Rojo: mencionados así por ser del mismo grupo parecería que todos eran cercanos pero la verdad es que poca o nula relación hubo entre algunos de ellos. Villaurrutia era el entusiasta que ideaba los proyectos, involucraba a sus amigos, los animaba a realizarlos, así que si ya había sacado a Lazo de su ensimismamiento juvenil, bien podía contagiar a otros su entusiasmo para realizar todo tipo de cosas: Elías Nandino fue deudor de su poesía el resto de su vida; Julio Castellanos, Tamayo y Rodríguez Lozano le deben sus primeras exposiciones; junto con Celestino Gorostiza incursionó primero en el teatro y luego en el cine, disciplina en la que veían la más fehaciente de la modernidad; con Moro escribían, publicaban, pintaban y juntos practicaron otra de las técnicas características del surrealismo: los cadáveres exquisitos; incluso impulsó a un entonces jovencísimo pintor que llegaba de Guadalajara, Juan Soriano. En suma, Villaurrutia era el amigo que todos querían tener y del que querían estar cerca.

/

Dada esa natural sociabilidad, es lógico colegir su sentido del humor, una de cuyas muestras pueden ser estos epigramas. Aunque hay que reconocer que no son tan incisivos como los poemas satíricos de Novo, tal vez porque fueron escritos al vuelo (o al menos así lo hacen pensar las hojas sueltas en las que los anotó en desorden, de allí lo ilegible de algunas palabras) o improvisados al calor de una chispeante reunión en alguno de los cafés o cabarets que frecuentaba. En su mayoría fueron escritos durante sus años ya dedicados al teatro, es decir, la década de los treinta y cuarenta. El “Alfredo” al que se refiere varias es el actor Alfredo Gómez de la Vega, recordado por su baja estatura y a quien ya le había dedicado un soneto satírico firmado con el seudónimo de “Gabriel Bocangel”. Hay otro a Prudencia Grifel y Virginia Fábregas y a otras actrices y directores de escena que trabajaron durante esa época. Estos epigramas cerrarán la parte de su poesía en la tercera edición de sus obras que preparamos Miguel Capistrán y yo.

/

Epigramas de Xavier Villaurrutia

/

Lo mismo a un Goya que a un Greco
en no importa qué postura,
les hará la manicura
el talento de Pacheco.
Porque Pacheco, feliz,
a los cuadros, en persona
los lava con acetona
y los cubre con barniz.

*

/

Comparación
Tanto han llegado a engordar
que bien podemos decir:
Virginia tarda en entrar
lo que Prudencia en salir.

*

/

A una señorita dramaturga
¿Otra vez, como oro en paño,
su comedia va a guardar?
Advierta, Conchita, el daño.
Si no la estrenan este año
nunca la va a estrenar.

*

/

-¿Que por qué el pequeño actor
no va a usar apuntador?
-Porque es tan nimia y rechoncha
la estaturilla de Alfredo
que es muy natural su miedo
de que lo tape la concha.

*

/

Como una “sirena” incauta,
llorar hizo a todo trapo:
si acertó, fue como el sapo
que un día tocó la flauta.

*

/

En el círculo grotesco
de nuestra gran sociedar
Ana [ilegible] a la Lupercio
La llamó: “Su magistar”.

*

/

Dicen que se ha vuelto Rojo
pero rojo de vergüenza.

*

/

—La lluvia siempre acongoja
a don Alfredo, ¿por qué?
—Porque si Alfredo se moja,
por poco que Alfredo encoja,
ya el público no lo ve.

*

/

Después de la representación de
“El cardenal”
Me preocupa e interesa
averiguar para qué mágicas
artes, nuestras grandes trágicas
se llamaban, las dos, Tereza.

*

/

Carlota vs Juana

¿Y crees que con crinolina
y versos de Miguel Lira
eres seria, Clementina,
una reina que delira?
¡Mírame agitar la [ilegible] para que aprendas, ¡villana!
que a reina nadie me gana
y, mucho menos, a loca!

*

/

Si Montenegro se exalta
en ademán a palabra
no es por la fiebre de Mallén
es por la leche de cabra.

*

/

Si te pica y hace roncha
que usen el apuntador,
¿hasta cuándo, Salvador,
te deshaces de la concha?

*

/

Cortesía nativa y extranjera,
Lozano a Bergamín ha concedido
para corresponder a la primera,
la segunda mitad de su apellido.

*

/

Le dice Alfredo a Manuel:
—Ya es tarde, quedé muy mal.
Y Manuel, al [ilegible] final,
le pregunta: “¿En qué papel?”
—¿Y en Bellas Artes, qué tal?
—“Cuauhtémoc” tuvo un mal fin,
lo interpretaron tan mal
que acabó en Cuautemozín.

*

/

Andrea dice que no le dan buenos
papeles
Es mejor que no repele
—dijo a la Palma el laurel—.
Por hacerte de papeles
te has quedado sin papel.

*

/

Alfonso Reyes regresa a México
¡Hay un fantasma en la mesa!
Con mis ojos yo lo vi.
Ifigenia no regresa
pero Alfonso Reyes, sí.

*

/

En verdad yo siento miedo
de que actores tan falaces
al ir pisando las frases
vayan a pisar a Alfredo.

*

/

—Y “Saber morir” ¿qué tal?
—A tu pregunta respondo
que es una pieza de fondo
…musical.

*

/

A propósito del estreno de [ilegible] de la señora P. d’ezell.
Ninguna otra concibe
con tanta velocidad
pues en una noche vive
estreno y “maternidad”.

*

/

—¿Se retira el actor Vega?
—No. Es que tan chico se mira
que, en el instante en que llega,
parece que se retira.

*

/

A Soler a su regreso del Perú y a propósito de unas ramas
Nadie dirá que las ramas
de laurel no han merecido
un actor que ha resistido
a las pruebas de las llamas.

*

/

¡Estoy por completo absorto
porque, sin ser un experto,
tras de ponerle “El injerto”
le he producido el aborto!

*

/

A Cuauhtémoc, las gentes de Cortés,
con motivos de sobra conocidos,
les quemaron las plantas de los pies.
¿Mas por qué Carlos Chávez está
[ilegible] también le ha destrozado los oídos?

*

/

Novo publica “Canto a Teresa”
Porque les dará alegría
y porque les interesa,
les diré que cualquier día
después del “Canto a Teresa”
morirá de hidropoesía.

*

/

Recibieron en sencilla
ceremonia comprensiva
Paquita, la alternativa
y Esperanza la puntilla.

*

/

Es Penella de esas almas
que la gloria tiene anémicas
apenas oye unas palmas
cree que son las académicas.

*

/

Por más que busco y busco>hay algo que no se explica:

¿por qué José Mojica
se fue a retirar al Cuzco?

*

/

¿Cambias de opinión, al fin;
o niegas la que sostienes?
O te falta, Bergamín,
o te sobra la que tienes.

*

/

Barrieron el Teatro Arbeu
y también el Ideal
las calles del Cardenal,
de Tereza y de Romeu.

*

/

Las cosas del teatro van
a matarnos de sorpresa.
Si es estreno “Chin, chun, chan”
es estreno de La Conesa.

*

/

(a G[ómez]. de la V[ega].)
Sigue cundiendo el error,
en uno y otro sentido
de llamarlo gran actor,
¡a menos que haya crecido!

Foto Archivo El Universal

/

/

« »