Que trata sobre aquello que los retratos de don Juan Ruiz de Alarcón omiten y el poeta supo sobrellevar cuerdamente

Jul 14 • destacamos, Ficciones, principales • 1954 Views • No hay comentarios en Que trata sobre aquello que los retratos de don Juan Ruiz de Alarcón omiten y el poeta supo sobrellevar cuerdamente

Los defectos y la fealdad del dramaturgo novohispano del Siglo de Oro Juan Ruiz de Alarcón, nacido en Taxco, son abordados en este poema

/

POR RACIEL QUIRINO 

/

Las campanas de Santa Prisca se componen
de manojos de llaves proclamados para los velorios,
allendes vituallas, soliloquios de cirio,
estiletes que trizan girantes en duermevela.
Se filtra el oro por los oídos en rosetones, relieves de barbas
e hilos de miel, espumas brillantes en caireles.
Llegamos a Taxco, y he aquí el chirriar de carretela fantasma
como nube de moscas bajo la lengua,
lo tortuoso liberado del pedregal para convite de piernas,
en vericuetos postales de una pequeñita España
con cuatro siglos frescos enclavados en una estribación meridional.
Entre espectros respirables de cantera, ojos oscuros,
atados de maíz, holanes de tarlatán, destellos de plata
en el intelecto de las señoras, vemos pasar a Juan Ruiz de Alarcón.

La Cabeza de Turco Más Vilipendiada del Nuevo y Viejo Mundo va con sumo cuidado: no vaya a dar al fondo
del derrumbadero con lo empinado y trabajoso del camino
-¡Mala corcova les nazca si se lo pierden! —.

/

Hipercifosis la espalda se dobla en un ángulo de 45 grados porque existe una columna de vertebras enfermas, curvadas, que hacen una giba en la parte dorsal y/o pectoral. Ocurre por enfermedad de Scheuermann, Mal de pott, accidente o males congénitos. Sin duda repercute en la altura del individuo.

/

Heyt Corcovilla, poeta juenetes.
Heyt licenciado orenjoncito, ¿a dónde vas?
¡Don Talegas,
por una y otra parte!
¡Que ahí viene el sátiro de las musas,

el zambo de los poetas!

Heyt, shht

¡Monaza vieja!

¡Parece que de embrión no has salido!
¡Tentación de San Antonio!
Aindiado, heyyt

Voltea, sordo, chaparro.

Primo del Hombre Elefante.
Moreno, tú, distinto, esperpento, tú.

/

De Santa Prisca de su fisonomía son los retablos un imán anómalo
e intrincadas como monstruo, las calles, confesiones suyas, de Taxco, ciertamente.Juan Ruiz de Alarcón, cuerpo pequeño, entrambas jorobas,
toda la inteligencia de su época burlándose de él,
legión de cerebritos caza mecenas enfilados en los corrales.
Ahí está Lope, ahí está Quevedo, Tirso, Góngora et al.

/

En seda, cabestrillo y sortijuelas,
ufano, a lo galán, con la mirada lejos
de sus imperfecciones,
atravesando el mundo, acariciándose su barba roja,
el dramaturgo avanza casi sin pestañear,
con el nombre de su última conquista
tan muy en su entresijo:
doña Clara de Bobadilla y Alarcón,
bella mujer de discreto ingenio
por todos los poetas pretendida.

Rüido rüido especular por toda la comedia.
Abiertos abriles a los ojos que sí se imploran parlamentos,
berrinche de corral en trancas plenilunio,
extremados mecenas en cortes de la corte en ultramar.
Hueso torcido en todas las especies.
Si no fuera por sus defectos trabajaría con nosotros.

/

(La enfermedad de Scheuermann es una osteocondrosis de la columna vertebral. Vértebras que crecen de forma discordante con respecto al plano sagital: su ángulo posterior es por lo común mayor que el anterior. Los pacientes a menudo experimentan dolor y se sienten aislados e incómodos entre sus pares. La actividad se reduce considerablemente. Este padecimiento conlleva pérdida de altura vertebral y puede generar joroba o espalda redonda.)

/

¿Cómo es que tuvo éxito Juan Ruiz
con las mujeres?
Un cuerpecillo sin norma, un carácter complicado,
orgulloso, que ni Quevedo, ni Lope
lograron realmente apocar,
habrá tenido su encanto.
¿Tuvo paciencia con su propio cuerpo?
¿Tuvo sexo monstruoso?

/

En Esparta, Alarcón habría sido asesinado
al nacer; en Egipto, en Asia, en India,
lo habrían dejado a la intemperie.
Creían que el defecto físico
es una marca del pecado,
que el cuerpo es un reflejo del carácter moral.
Soñaban con el Homo Bene Figuratus.
¿Si les hubieran dicho que para los Chagga de África
los deformes ahuyentan al demonio,
y en Malasia la tribu Semang los considera hombres sabios?

/

Pararrayos para fabricar una psique bajo arquitrabes luxadas.
Reality shows sin ayuda de píldoras.
Hombre de soportar zona de esguinces.
Rostro y postura para sujetar gladiolos sin cabeza.
Una salida entre destellos de repugnancia y amor propio.
Póker apuntalado entre el esqueleto bajo un repique de suelas.

/

(La enfermedad de Pott, también conocida como mal de Pott, tipo de tuberculosis que afecta a la columna vertebral, se origina cuando pasa a la sangre un foco de tuberculosis, que a menudo suele encontrarse en los pulmones, afectando a las vértebras y al espacio que hay entre ellas: destruye el tejido e incluso daña la médula espinal. Con el tiempo se produce acortamiento vertebral y eventualmente colapso de la columna.)

/

Pero dejémonos las gibas,
hagamos teatro, inventémonos nuevas maneras:
¿cómo está, usted, señor?, ¿cómo le fue en París?
¿se agripó su tumor?, ¿aprendió su verruga algo de francés?,
puesto que la verdad, así sin máscara,
nunca nos hará libres:
la maquinación va por dentro
-caras y corazones no son equivalentes—,
¿verdad, don Juan, verdad, don Mendo?
Pero, ¡callar¡, que las paredes oyen.

/

Veamos, una porquería por esta esquina,
observemos una más por esta otra,
un embrollo de gente necia,
amantes inconstantes, patéticos enamorados,
criados con más sentido común que sus amos,
un amigo dejando muy mal parado al otro amigo,
viudas con la alegría por dentro, historias
donde se cruzan todos los defectos de carácter,
como si el mundo fuera un gran corral,
un chiquero donde se enseñan rezos, una preciosa tara.

/

¿Y tú? Tienes un ojo chueco, María. ¿Qué hacer contigo?
Aunque con calma, no será difícil encontrarte marido,
si tiene buenas caderas y sobre todo
grande número de mulas y reses.
¿Pero qué decir del hombre con polio, del fenómeno de circo,
la mujer barbuda y el hombre rana?
¡Ay, Santo Cristo! Ocurren puntos ciegos en la Providencia,
no cuadra de pronto la voz con el video,
se derrite la imagen, a Dios se le olvidó insertar el código
correcto en el Espíritu Santo.

/

(Las malformaciones congénitas son alteraciones anatómicas, de órganos, extremidades o sistemas, que ocurren en la etapa intrauterina, debido a factores medioambientales, genéticos, deficiencias en la captación de nutrientes, o bien consumo de sustancias nocivas. Estadísticas revelan que se trata de un problema de alta frecuencia, del orden de 1.2 casos por cada 100 nacimientos. Un alto número de los nacimientos con malformaciones congénitas fallecen al momento de nacer o durante el primer año de vida. Aquellos que logran sobrevivir, y dependiendo del tipo de malformación, quedan expuestos a una mala calidad de vida.)

/

Invariablemente llega
el vilipendio, la burla, la bella señorita asqueada,
aquel que, olvidando sus propios defectos,
le da gusto regodearse en la joroba del otro.
En calles de Europa y de la Nueva España
resonó la befa, la carcoma bucal.
Juan Ruiz de Alarcón, a tropezones,
sin otro camino,
por que dios no lo da todo a uno; que piadoso

y justiciero, con divina

providencia, dispone el repartimento.
Al que le plugo de dar

mal cuerpo,

dio sufrimiento para llevar cuerdamente los apodos

de los necios,

corrales nubarrón,

disputas y construcciones,
genio, sueños de vivir de la corte,
laberintos barrocos.

/

/

IMAGEN: Retrato de Juan Ruiz de Alarcón / Especial

« »