Una carta apócrifa

Ene 20 • destacamos, principales, Reflexiones • 1114 Views • No hay comentarios en Una carta apócrifa

/

¿Qué hubiera dicho el cínico Truman Capote acerca del primer año de la presidencia de Donald Trump? Este ejercicio explora esa ficción que se ha hecho realidad

/

POR JAVIER GARCÍA-GALIANO

Lo confieso: la carta no estaba dirigida a mí. Tiene timbres postales de Nassau, en las Islas Bahamas, y su destinatario era John Upton, al que no conocí porque murió hace mucho. Me la entregó el barman del Tom’s Bar, en Ajijic, en la Ribera del lago de Chapala, donde prolifera el inglés, cuando ya había cerrado y esperaba a que yo me terminara mi última ginebra, “from the house”. Me arriesgo a reproducir esta carta que no tiene fecha y está firmada con las iniciales T. C.

/

/

Querido John:

/

Sospecho que Truman Capote no hubiera podido dejar de ironizar si hubiera presenciado el terror que ha producido en todo el mundo el hecho de que un gringo típico es presidente de los Estados Unidos de América y que no procede de Kansas, ni es descendiente de los traficantes de esclavos de Carolina del Norte, ni creció en el Far West, sino que nació, creció y ha vivido en Nueva York. Quizá le divertiría saber que se encierra a comer hamburguesas baratas y a beber Coca-Cola viendo muchos canales de televisión en los que no cree, que está peleado con la CIA y el FBI y que dice admirar a un autócrata ruso formado en la KGB, el cual confiesa que la admiración es recíproca.

/

Quizá comentaría con sentido del humor malicioso las historias familiares y de amigos inverosímiles que parecen haberse vuelto comunes en la Casa Blanca y la forma en la que caprichosamente ha trastocado eso que llaman “orden establecido”, propiciando que se haya revelado algo del devenir oscuro de la política y la economía, aunque reconocería los peligros de sus bravatas y que resulta una caricatura de algo de lo peor de los Estados Unidos.

/

No creo que encontrara fascinante al personaje; no es el peor actor que ha sido presidente de EE.UU. Aunque quizá le asombraría advertir que al pretender demostrar la fortaleza del imperio americano, evidencia su debilidad. Ignoro si le interesaría saber que existen mexicanos que quisieran ser gringos y que incluso se creen gringos, que frecuentan locales que se anuncian en inglés, aunque desconozcan cómo se dice “tortería” en inglés. Sospecho que muchos mexicanos piensan como el presidente de Estados Unidos y no se consideran aludidos por sus insultos consuetudinarios.

/

Pero quizá deploraría que se hable tanto de él y que se escriban libros acerca de él tan malos y grotescos como él.

/

/

FOTO: Retrato de Truman Capote tomado del libro Party of the Century de Deborah Davis.

« »