Cine y TV: Visibilidad trans en los tiempos del PES y Trump

Jun 23 • Reflexiones • 971 Views • No hay comentarios en Cine y TV: Visibilidad trans en los tiempos del PES y Trump

//

Las producciones televisivas y cinematográficas voltean a las historias y temáticas de la diversidad sexual: desde series como Pose hasta documentales como Made in Bangkok

//

POR IVÁN MARTÍNEZ

18 de junio, 2018: la OMS saca de su lista de enfermedades mentales la disforia de género“Category is…” es un anuncio que puede ser identificable en el inconsciente de los televidentes actuales por ser usada a menudo, junto a otros latiguillos, en el reality show RuPaul’s Drag Race, el concurso en el que alrededor de una docena de drag queens, lucha por el título de la siguiente Superestrella Drag Americana.

/

Como muchos de sus segmentos y otras de sus referencias, la alusión es una remembranza a la cultura de los balls neoyorquinos: esa comunidad underground que configura un espacio seguro y de libertad para varios segmentos de la población invisible y maltratada de los años ochenta –sobre todo para una, la de las mujeres trans, pero no solamente– retratada en el documental de culto Paris is Burning (Jennie Livingston, 1990) y que influyó en uno de los éxitos icónicos de la cantante pop Madonna, “Vogue”, cuyo concepto se basa específicamente en el baile nacido de esa cultura: el vogueing, una suerte de imitación de las poses que ilustraba la revista de moda.

/

En los balls se compite en diversas disciplinas: baile, maquillaje, vestuario, muchas veces emulando estereotipos a los que en el mundo “real” nunca podrían pertenecer, “pasar por secretaria de Wall Street”, “pasar por señora de alta sociedad”, “pasar por deportista macho”, la que usted imagine. En los balls, se crea comunidad y se forman familias, llamadas “casas”; las que han ganado más trofeos, adquieren la categoría de legendarias. En palabras de Pepper LaBeija, una de las madres legendarias retratadas en Paris is Burning, “aquí puedes convertirte en lo que sea, hacer lo que sea. Sólo aquí, justo ahora. Ser alguien y nadie te cuestionará. Vengo, me dejo ver y conquisto: eso es un ball”.

/

Toda esta introducción viene porque la cadena Fox le ha dado a su creador estrella, Ryan Murphy (Glee, American Horror Story, Feud), el encargo de traer a su espacio estelar un retrato de esta cultura. Y el resultado es algo histórico, Pose es un homenaje hermoso y justo, una celebración a la vida de estos seres marginados que, en las calles, nos dieron mucha de la libertad que hoy gozamos. A las madres del movimiento de liberación homosexual.

/

Como producto televisivo es brillante. El retrato de la época es cabal: la ambientación, el Nueva York de los 80, la doble moral, la crisis del sida, la discriminación gay hacia la comunidad trans, y una recreación estupenda de los balls. Dramáticamente, el guión y el ensamble actoral es magnífico.

/

Lo más valioso es que en el camino de presentar un producto televisivo de vanguardia, Pose hace historia y pone no un granito de arena, sino varios kilos, a la presencia, detalle siempre menospreciado, de creativos y actores que representan a la comunidad a la que interpretan. No es la primera vez que llega a la televisión cualquier referencia a la comunidad trans, o a este submundo cultural nacido en Nueva York, pero sí la primera que llega con una productora asociada como Janet Mock (una de las personalidades transgénero más visibles), quien además escribe y dirige algunos capítulos, y la primera que la televisión premium muestra un cast conformado mayoritariamente por actrices transgénero (MJ Rodríguez la más brillante, como Blanca Rodríguez, Madre de la Casa Evangelista): la representación importa.

/

Y hay que resaltarlo porque hay una especie de negatividad, quizá bien sustentada, de lo que estamos viviendo en el mundo: cuando escribo esto, parece que el PES tendrá en el Congreso alrededor de 50 diputados para impulsar su agenda retrógrada, a una semana de desarrollarse el Mundial de futbol, ya dos parejas homosexuales han sido agredidas sin posibilidad de justicia en Rusia, y en Estados Unidos, el presidente Trump no cesa en su interés de anularle derechos al que se deje. Pero no pienso negativamente porque el espacio en los medios masivos de entretenimiento lo hemos ido ganando y los últimos doce meses han sido especialmente favorecedores. No sólo, pero sí especialmente para la comunidad trans.

/

Pose nos llega por inercia. Pero Latinoamérica se llevó el más reciente Oscar por película extranjera gracias a la estupenda Daniela Vega protagonizando Una mujer fantástica (Sebastian Leilo, Chile). Y los últimos doce meses fueron también el año en que la soprano y actriz guanajuatense Morganna Love vio llegar a cines comerciales el documental que retrata su transición, Made in Bangkok (Flavio Florencio, 2015); ella misma acaba de alzar la estatuilla por mejor cortometraje de ficción (Oasis, Alejandro Zuno) en la reciente entrega del Ariel.

/

En lo que respecta al cine mundial, es importante mencionar también dos películas a estrenarse antes del otoño, con casts estelares: Anything (Timothy McNeil), con Matt Bomer, de la que poco se sabe pero que ha comenzado a poner con intensidad temas sobre la mesa en el mismo ámbito de la representación: ¿deben actores hombres cisgénero interpretar a mujeres transgénero? La otra es A Kid Like Jake (Silas Howard, director también de algunos capítulos de Pose) con Jim Parsons, con otro tema del que debe hablarse: el tratamiento de niños con disforia de género.

/

¿Falta? Muchísimo, pero los medios masivos, el entretenimiento y no la academia, nos están haciendo hablar de temas de los que no nos atrevíamos o sobre los que dábamos por hecho sus aristas. No puedo sino pensar que eso es positivo.

/

Para quien quiera adentrarse más en este mundo, diversas plataformas tienen disponible Paris is Burning, así como su “actualización”, Kiki (Sara Jordenö, 2016). Una búsqueda simple en redes sociales, le dará también la información de los balls y las clases de vogueing que se llevan a cabo regularmente en espacios de la Ciudad de México.

//

Foto: Pose revive la vida social, artística y política de la comundiad LGBTI en Nueva York durante 1987./ Especial.

/

« »