Ayala

La vuelta a la LX Muestra en 14 mundos

Abr 2 • Miradas, Pantallas • 1336 Views • No hay comentarios en La vuelta a la LX Muestra en 14 mundos

POR JORGE AYALA BLANCO

 

1.- La calle de la amargura de Arturo Ripstein (México-España) es un mundo sórdidamente decrépito que se extiende hacia la lucha libre a base de lúbricos enanos eliminables con gotas oftálmicas por exterminadoras emputecidas Aparicio lumpenhirsutas, mundo de sinuosos planos secuencia en b/n sin necesidad alguna y archimelodramáticas verborreas impronunciables, mundo ya ofrecido gratis en la plataforma digital oficial filminlatino.mx alcanzando apenas 2300 visitas pero inmejorable como Tratamiento Ludovico de Naranja mecánica versión miserabilista carroñera.

 

2.- La langosta de Yorgos Lánthimos (Grecia-Irlanda) es un mundo alegórico de escopetazo universal donde los solteros serán coaccionados para conseguir pareja so pena de ser transformados en un animal a elegir, mundo del dominio absoluto y la supresión de la libertad como mezquinos signos de una moral social presente-futura corroída por despotismos informulables, mundo de una distopia erótica al final tan romántica como el enceguecimiento voluntario.

 

3.- El patrón, radiografía de un crimen de Sebastián Schindel (Argentina-Venezuela) es un mundo unidimensional sin profundidad para demostrar la motivada violencia homicida de un carnicero contra la explotación laboral pese a la innata vocación sumisa de los inmigrantes infelices, mundo naturalista con mentalidad de criminólogo chafa y formato de arcaica TVserie tipo Cosa juzgada.

 

4.- Taxi Teherán de Jafar Panahi (Irán) es un mundo desafiante del cineasta cautivo como taxista socarrón de la irreductible diversidad humana, mundo de una divertida burla salvaje y etérea a los ridículos reglamentos de lo que el Estado Iraní considera fílmicamente transmisible y no-transmisible, mundo evidenciador de la inapelable ambigüedad de lo real.

 

5.- La asesina de Hou Hsiao-Hsien (Taiwán-China) es un mundo reminiscente de las viejas cintas de artes marciales aunque ayuno de acrobacias voladoras tipo Ang Lee pero con magna opulencia visual, mundo hierático de un divertimento genérico con demasiado plus secreto y autoconsciente, mundo grave de fastos ancestrales subvirtiendo cualquier imaginario de (in)acción preestablecida.

 

6.- Mandarinas de Zaza Urushadze (Estonia-Georgia) es un mundo de realismo regionalista duro que ha preferido devenir simbólico y contradictorio, mundo noblemente erigido en feroz pugna contra toda enemistad territorial y cualquier nacionalismo limitante, mundo revulsivo de una desafiante cosecha de mandarinas en plenas hostilidades que se convierte en agridulce cosecha de pacifismo humanista límite.

 

7.- Buey Neón de Gabriel Mascaro (Brasil) es un mundo subrepticio sobre la otra cara del jaripeo a lo nordestino brasileño, mundo antideterminista habitado por heterodoxos personajes rústicos en búsqueda explosiva de dignificantes compensaciones paralelas a sus actividades brutales, mundo metonímico en todos los órdenes de su fragmentación y de sus articulaciones espaciotemporales.

/

8.- Desde allá de Lorenzo Vigas (Venezuela-México) es el mundo paterno-filial de un doble masoquismo relacional llevado al extremo del repudio a la propia opción sexual y de la autohomofobia pero cediendo a la seducción y el enamoramiento, mundo realista de una ascética violencia en off formidablemente estructurada, mundo de una estética del desenfoque-signo de incomunicación total que va desapareciendo hasta estallar la comunicación homosexual posible y la venganza radical contra uno mismo.

 

9.- El nuevo nuevo testamento de Jaco van Dormael (Bélgica) es un mundo fantástico acerca de la perversidad del Dios creador de Bruselas convertido en ocioso manipulador sádico de sus criaturas sólo contrarrestado por una hijita rebelde que sabotea la desdicha revelándoles a los humanos la fecha exacta de su muerte gozosa, mundo encantador de una pirotecnia autocomplaciente posAmélie volcada a las más cotidianas e inofensivas ocurrencias blasfemas, mundo gratuito de una deliciosa minipelícula cómica sobre el castigo divino vuelto del revés y mal ensamblado con una arbitraria maxipelícula etérea sobre la recolección de 6 nuevos improbables apóstoles excéntricos.

 

10.- Amor mío de Maïwen (Francia) es el mundo farragoso de un amorío femenino en primera persona que se arrastra hasta la maternidad forzada y la ruptura infinita y la adaptación mutua, mundo superficial donde los rasgos psicológicos del galán reyecito chistosón y sus avatares retorcidos (anterior relación colgando, drogadicción y así) se van sacando de la manga sin pudor alguno, mundo melodramático entre lúcido sufridor y quasiautocrítico que todo lo justifica porque narra en evocadora retrospectiva de una victimológica heroína accidentada en esquís.

 

11.- Despegando a la vida de Rúnar Rúnarsson (Islandia) es un mundo áspero en contraste con la magnificencia de los fiordos impasibles, mundo bárbaro de un relato de crecimiento en su vertiente de rudo aprendizaje de la autoaceptación como macho vulnerado, mundo sensitivo de una delicada voz de contratenor en lucha invisible contra la cacería de una foca incidental como pulsión naciente y añoranza paterna tarde o temprano claudicante.

/

12.-s Cosmo del recién fallecido Andrzej Zulawski (Francia-Portugal) es el mundo alucinado de una fantasía fársica del adolescente perpetuo Gombrowicz que visualiza hasta juegos de palabras y diálogos herméticos, mundo de un amor loco entre la gracia caótica y la maldición rumbo a la nada disyuntiva.

 

13.- Hitchcock/Truffaut de Kent Jones (EU) es el mundo rescatista-invocativo de la confesión fílmica inefable como autoexploración lúcida del Único que lo sabía Todo, mundo duradero de la forma desdoblada pero vuelta coro de elogios destemplados a la gringa irritante y casi vacuo culto lamenombres vuelto seudoanalítico clip-dropping interminable.

 

14.- De entre los muertos de Alfred Hitchcock (EU) es el mundo de un clásico que se tornó paradigma obsexo instantáneo, mundo del miedo a las alturas pero también de la metafísica del doble y de “la hélice y la idea” (Rohmer).

 

*FOTO: De entre los muertos (1958), dirigida por Alfred Hitchcock, se exhibe este domingo 3 y lunes 4 de abril en la Cineteca Naciona/ Especial.

« »