Como cuando rellenamos lentamente el alma

Dic 8 • Ficciones • 1015 Views • No hay comentarios en Como cuando rellenamos lentamente el alma

/

/

POR BRENDA RÍOS

 

*
Como cuando rellenamos lentamente el alma de dinamita y encendemos la mecha. Como cuando creemos en los detalles de la escena y no acabamos de comprender qué pasó con las iluminaciones. Como cuando el sol parece imposible y el calor imparable. Como cuando nos paramos a mitad de la vida y el pasmo es intenso. Como cuando estamos en el bar mirando una multitud enardecida de intenciones felices, desbocadas, animalescas. Qué cerca estamos de las bestias cuando somos fieles.

 

 

 

*
Éramos zarzas ardientes
mientras yo lamía los dedos afiebrados de tus manos
solíamos cantar sin esperanza
de que llegaran otros
a suplirnos en este arder constante
tus ojos en aquel entonces de ámbar
y tu pecho estallando en llamas
al mínimo roce o suspiro o palabra
o presentimiento
no podía hacer nada por ti
desde la hoguera veía arder tus pies amados tu pecho claro
tu cuerpo anclado en el dique de humo
de mis propias llamas.

 

 

 

*
Lastima vivir a flor de piel.
Me quito la piel entonces.
No florezco.
Me hago de noche.
Sin piel uno respira por los continentes liberados,
y si hay que llorar
el cuerpo es una pared que no absorbe.

 

 

Estos poemas son un adelanto del libro La sexta casa (Instituto Sinaloense de Cultura, 2018), que está por aparecer.

« »