El gran gestor cultural: un homenaje a Raúl Padilla

Abr 8 • destacamos, Lecturas, Miradas, principales • 2653 Views • No hay comentarios en El gran gestor cultural: un homenaje a Raúl Padilla

 

El 2 de abril falleció quien fuera rector de la Universidad de Guadalajara y el artífice de la FIL de Guadalajara, el encuentro librero más importante de habla hispana

 

POR HUGO SETZER
La Semana Santa es usualmente un periodo tranquilo y de descanso; sin embargo, este año fue una de sobresaltos, debido a una infausta noticia: el domingo 2 de abril fallecía en su domicilio el exrector de la Universidad de Guadalajara, presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y querido amigo de los editores mexicanos, Raúl Padilla López.
Conocí a Raúl hace muchos años, en los inicios de una incipiente feria del libro, que con el paso de los años se convertiría sin duda en la más importante en habla hispana a nivel mundial. En aquel entonces jamás imaginé que años más tarde estaría asistiendo, con profunda tristeza, a un emotivo homenaje póstumo en su honor.

 

Lanzar una nueva feria del libro, y sobre todo con el carácter de internacional era, y sigue siendo, una apuesta arriesgada e incierta. Hay una gran cantidad de ferias del libro nacionales, regionales e internacionales, que compiten por la atención de los profesionales del libro.

 

Las ferias del libro en América Latina son mayormente dirigidas al público lector, pensadas en un espacio de venta. Mientras tanto, la feria del libro más grande y destacada del mundo, la de Frankfurt, en Alemania, dura tan sólo cinco días y no se vende un solo libro. Está pensada exclusivamente en los profesionales del libro (en años prepandemia, más de 150 mil visitantes profesionales de más de 160 países).

 

En ese sentido, el diseño de la FIL fue innovador, pues logró combinar exitosamente una feria abierta al público, con un programa dirigido a profesionales. Eso logró ir atrayendo año con año a cada vez más editores, autores, libreros y bibliotecarios de diferentes países del mundo, hasta lograr casi 20 mil profesionales del libro en los años prepandemia.

 

No fue sencillo. En los primeros años de la FIL solía encontrarme en diferentes capitales de Latinoamérica a Maricarmen Canales y Margarita Sierra, las primeras codirectoras de la FIL, quienes realizaban una intensa promoción de las bondades de esta feria entre colegas de todo el continente. Poco a poco, a lo largo de los años, la FIL iría ganando su lugar entre las principales ferias internacionales del libro, hoy día una parada obligada en el circuito de ferias que los editores y demás profesionales del libro debemos de visitar cada año.

 

La comunidad cultural, académica y política de Jalisco despidió al presidente de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Crédito de foto: Francisco Guasco /EFE

 

Todo esto gracias al sueño de Raúl Padilla, quien comenzó con su proyecto de feria en 1987, incluso poco antes de llegar a la Rectoría de la Universidad de Guadalajara, que ocupó desde 1989 hasta 1995. Posteriormente se convertiría en el líder moral de la institución y en uno de los gestores y promotores culturales más relevantes en el país.

 

Los editores mexicanos participamos desde sus inicios en esta aventura que es hoy la FIL, una gran fiesta del libro y le lectura, y hemos sido testigos de su florecimiento y desarrollo. La generosidad y el trato ameno de Raúl Padilla marcaron desde el principio una relación profesional productiva y de amistad con la industria editorial.

 

Con la Unión Internacional de Editores hubo también un diálogo fructífero, que se tradujo en acuerdos como la entrega del premio a la libertad de publicación “Prix Voltaire”, durante una emotiva ceremonia en la FIL de 2021. El reconocimiento fue para la editorial libanesa Dar al Jadeed y lo recibió su cofundadora, Rasha al Ameer. Su hermano y cofundador de la editorial, Lokman Slim, había sido asesinado en febrero de ese año debido a sus esfuerzos para una mayor libertad de expresión en el Líbano.

 

Posteriormente, Raúl ofreció su apoyo para la organización del Congreso de la Unión Internacional de Editores que será organizado por la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana en Guadalajara en diciembre de 2024.

 

El martes 4 de abril tuve la oportunidad de participar en el homenaje a Raúl Padilla en el Paraninfo de la U de G, hoy Museo de las Artes.

 

El rector Ricardo Villanueva dijo durante su lúcida y sentida alocución que “la mayor fortaleza de lo que creó Raúl Padilla López está en la mente de mujeres y hombres brillantes que aportaron todo su talento para concretar cada proyecto…”.

 

Me parece que ésta era una de las principales cualidades de Raúl. Que supo rodearse de personas talentosas y comprometidas, a quienes compartió su visión y los convenció de seguirla. Así fue con las diferentes directoras de la FIL, en particular la actual, mi querida amiga Marisol Schultz.

 

Marisol señaló en su intervención, refiriéndose a Raúl Padilla, que “le debemos a su memoria no sólo mantener la calidad de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, sino fortalecerla y llevarla a nuevos horizontes”.

 

Estoy de acuerdo con Marisol. Con el lamentable fallecimiento de Raúl Padilla, perdemos hoy a un extraordinario gestor y promotor de la Cultura, pero sus ideales y proyectos deben de continuar. Estoy convencido de que Marisol, al frente de un comprometido equipo de trabajo y con el apoyo de la industria editorial, llevará a la FIL a nuevas alturas.

 

FOTO: Raúl Padilla fue el gestor cultural de Guadalajara y fundador de la Fería Internacional del Libro (FIL) Guadalajara. Crédito de foto: EFE

« »