Peter Jackson: el nuevo Lord of The Beatles

Dic 4 • Escenarios, Pantallas • 1012 Views • No hay comentarios en Peter Jackson: el nuevo Lord of The Beatles

 

Get Back  es un documental que lleva a la historia beatle en un sentido contrario y derrumba los mitos de que, al menos en ese momento, se llevaban mal en el estudio. Se trata de una experiencia audiovisual de casi ocho horas de duración lanzado en tres partes a través de Disney Plus que muestra lo que ocurría en aquel lejano enero de 1969

 

POR GERARDO ESQUIVEL ALATORRE
“Debes desaprender aquello que has aprendido”, le dice Yoda a Luke en la cinta El Imperio Contraataca. Con Los Beatles y el nuevo documental Get Back, ocurre exactamente lo mismo.

 

Cuando los fans de Los Beatles pensaban que en 60 años de carrera musical quizás habían visto todo de ellos, Peter Jackson, el genio cinematográfico que dirigió la trilogía de The Lord of the Rings, levantó la mano para decir que no: el mundo aún no ha visto todo de John, Paul, George y Ringo; y mucho menos en una memorable faceta creativa.

 

Alguien le dijo que en las “catacumbas” de Apple Corps, existían disponibles carretes y más carretes con 60 horas de grabación que nadie había visto (ni siquiera los mismos Beatles) de lo que se conoció como el filme Let It Be (Michael Lindsay-Hogg, 1970), último testamento de la banda británica en sólo 80 minutos a manera de película y donde supuestamente se mostraba su rompimiento, el sabor agrio de componer en el mismo espacio y lo infelices que eran al tocar juntos.

 

Nada más alejado de la realidad. Get Back (Peter Jackson, 2021) es una aventura fílmica que lleva a la historia beatle en un sentido contrario y derrumba los mitos de que, al menos en ese momento, se llevaban mal en el estudio. Se trata de una experiencia audiovisual suprema de casi ocho horas de duración (lanzado en tres partes a través del streaming Disney Plus), y que muy probablemente ahora vaya a ser considerado como uno de los mejores documentales musicales de todos los tiempos.

 

“Durante mucho tiempo se nos contó la historia de que las sesiones del álbum y película Let It Be fueron tristes, llenas de tensión y desacuerdos profundos. Al conocer el material me quedé esperando que eso sucediera”, dice Jackson al presentar este material remasterizado con base en tecnología inventada por su propio estudio.

 

Y sí, el espectador, fan o curioso, encontrará un documento que fue registrado entre el 2 y 31 de enero de 1969, en el que se podrá apreciar y descubrir una visión extremadamente íntima de cuatro seres humanos, cuatro personalidades distintas dentro de un estudio de grabación y que, aunque es notorio que van en una dirección creativa y musical distinta, y existen algunos desacuerdos en cómo tocar ciertos temas (“I’ve Got a Feeling”, “Don’t Let Me Down”, “Dig a Pony”, “For You Blue”), todavía disfrutan de la compañía mutua, las bromas al estilo de cuando eran unos desconocidos y formar parte de un gran equipo.

 

De manera general, es notable vislumbrar el gran momento creativo y liderazgo musical de Paul McCartney, históricamente cuestionado por ser un “workaholic”, pero las imágenes demuestran que es él quien lleva la cohesión y el impulso catalizador inventivo con los otros tres. Podemos ver a un Harrison dubitativo en la forma de abordar el proyecto, cansado de ser el tercero en el papel, pero ello no impide que las buenas vibras y el amor a la música ganen la partida. Un John Lennon absolutamente enamorado de su todavía novia (se casaría dos meses más tarde), la japonesa Yoko Ono, quien no deja de ser una presencia extraña dentro del estudio de grabación. Finalmente, un Ringo Starr sentado en su batería, paciente y listo cuando sus amigos lo necesiten para seguir el proceso del surgimiento de las nuevas canciones.

 

Es como estar en el estudio con ellos

 

No debió ser fácil para Peter Jackson hacer la curaduría sobre qué material editar, qué dejar fuera, qué incluir. No por nada se tardaron más de tres años en lograr una versión para ser mostrada en noviembre del 2021.

 

Uno de los aciertos que tuvo el joven director Lindsay-Hogg en 1969 fue saber cómo colocar sus cámaras y qué tipo de planos eran los adecuados para los escenarios en los que iban a realizarse: en primera estancia, los ensayos de números musicales para un programa de televisión donde Los Beatles iban a formar parte. Al no tener claridad en cómo se iba a lograr y con tiempos de entrega limitados, el proyecto se postergó día a día y la idea mutó hacia un documental sobre la banda. Posteriormente, fue concebido como su última película.

 

Así que el espectador actual podrá sentir a flor de piel con Get Back que está con Los Beatles en el estudio, sentado como un integrante más, en pocas palabras, podrá ser el quinto beatle por unas horas.

 

La semilla de Abbey Road y siguientes discos de solista

 

La banda fue grabada y coproducida en todo momento por el ingeniero Glyn Johns, apoyado por personajes conocidos como George Martin, Billy Preston, Mal Evans, Alan Parsons, entre otros.

 

Es destacable la cantidad de canciones y “palomazos” que surgen día tras día de ensayos, algunos temas nunca llegaron a grabarse ni trabajarse oficialmente para un álbum, como “Just Fun”, “Everybody’s Got Soul”, “Because I Know You Love Me Do”, “Won’t You Please Say Goodbye”, “You Wear Your Women Out”, “My Imagination”, “Song of Love”, “Madman”, “Too Bad About Sorrow”, “Fancy My Chances With You”, entre varios más.

 

Aunque sabemos que la desintegración de la banda ocurrió oficialmente hasta abril de 1970, este documental permite también ver en buena parte la semilla del siguiente LP: Abbey Road, con el bosquejo de temas como “Something”, “She Came In Through The Bathroom Window”, “Maxwell´s Silver Hammer”, “Oh! Darling”, “Octopus’s Garden”, “I Want You (She’s So Heavy)”, “Mean Mr. Mustard”, “Polythene Pam”, “Golden Slumbers”.

 

Pero incluso es todavía más revelador al mostrar algunos temas para la etapa de solistas de Lennon, McCartney y Harrison, como “Gimme Some Truth”, “The Back Seat of My Car” y “All Things Must Pass”, respectivamente.

 

El momento clímax y muy esperado de la serie llega con el legendario y último concierto de Los Beatles efectuado en la azotea de sus oficinas de Savile Row 3, ubicadas en el corazón de Londres y mostrado por primera vez casi en su totalidad. Nunca más volverían a ofrecer un concierto y sería la última ocasión que una audiencia los vería juntos públicamente. El sueño beatle estaba por terminar unos meses adelante. Cada uno de ellos tomaría uno de los cuatro caminos de la encrucijada de la vida.

 

Para un fan acérrimo, quizá Peter Jackson se quedó corto y le exigirá entregar otras ocho horas más. Para un fan incidental, un capítulo podría ser ya demasiado. Lo cierto es que seguidores o no del Cuarteto de Liverpool, tienen a un play de distancia otro pedazo más de la historia de la música. Cada quién sabrá qué hacer con ello.

 

FOTO: Los Beatles en el mítico concierto en la azotea de Savile Row 3, Londres, que sería el último de la banda / Crédito de foto: Apple Corps Ltd.

« »