Translú[email protected]: nacer en el cuerpo equivocado

Abr 9 • Escenarios, Miradas • 2985 Views • No hay comentarios en Translú[email protected]: nacer en el cuerpo equivocado

POR JUAN HERNÁNDEZ

/

La dramaturga Elena Guiochins (Veracruz, Veracruz, 1969) escribió la obra Translú[email protected], y la lleva a escena en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque, con las actuaciones de Juan Navarrete, Alejandra Maldonado, Juan Cabello, Geralldy Nájera y Monserrat Monzón. Se trata de una obra dramática en relación con la diversidad sexual enfrentada a la intolerancia del pensamiento único.

/

La puesta en escena busca generar intimidad para establecer un puente de comunicación directo con el público y provocar la reflexión respecto a sucesos que ocurren en la realidad como las agresiones por homofobia, la discriminación y los crímenes por odio.

h

Cierto es que no se trata de un tema nuevo, el cual ya ha sido tratado en el teatro, la literatura, la danza y el cine, sin embargo [email protected] se presenta como una obra pertinente en tiempos de intolerancia y violencia contra quienes se salen de la norma.

h

La autora plantea diferentes dramas: el de un hombre adulto, médico, casado y con una hija, que descubre el placer de vestir ropa femenina, primero como un juego erótico en complicidad con su esposa y luego de manera marginal, tras el rechazo de su cónyuge e hija. O el de una transexual activista, quien ha vivido agresiones físicas y emocionales desde la infancia en el seno familiar, social y con su pareja. El de una prostituta que ha nacido con el Síndrome de Klinefelter (es decir con doble cromosoma X), quien decide asumirse como mujer contraponiéndose a la identidad de género masculino que se le asignó al nacer, provocando el rechazo de su familia. Y el de un homosexual que se dedica a imitar a cantantes femeninas en un antro gay.

d

La obra de teatro, escrita entre el 2010 y el 2012, tras una investigación antropológica-social, en la cual la autora realizó entrevistas a personas con “diferentes identidades sexuales-genéricas”, pone sobre la mesa la discusión respecto a la libertad del individuo para vivir de acuerdo con la manera en que se percibe a sí misma, sin ser víctima de violencia familiar, social o de pareja.

d

Guiochins subraya la ignorancia existente con relación a temas como la transexualidad, la cual provoca que las personas, cuya identidad sicológica no coincide con su género biológico, pasen por una serie de atropellos y agresiones.

r

En la obra la autora hace un viaje por un universo marginal, habitado por seres humanos que construyen espacios de libertad a contracorriente y, generalmente, a pesar de las agresiones y la discriminación social.

df

Llama la atención la premisa de la autora sobre la necesidad de entender al individuo no a partir de su cuerpo, sino de una serie de valores que estarían más allá de su apariencia física y que remite al misterio de la naturaleza humana.

fd

La puesta en escena, por otro lado, tiene un ritmo ágil, las historias se entrelazan, no hay desarrollo lineal ni temporal ni espacial y lo que vemos en escena se asemeja mucho a un montaje cinematográfico. La directora evita la reconstrucción realista de los espacios y va mucho más por la ruta de la evocación, de ahí que los pocos elementos escenográficos sean una verdadera provocación simbólica.

fd

Los objetos sobre el escenario pueden ser sillas, la mesa familiar, la barra de un antro o una plancha mortuoria en un anfiteatro público. De tal forma que el espectador es invitado a participar activamente con la imaginación y, aún más, con la reflexión, en torno a lo que ocurre en la escena.

sfd

[email protected] cuenta con la sensible y comprometida interpretación de los actores, quienes se desdoblan para dar vida a diferentes personajes; tal es el caso de Alejandra Maldonado, quien interpreta a “Adela”, la esposa de “Adriano” —el médico cirujano que gusta de vestir ropa de mujer— y a “Agnes”, la activista transgénero. O el de Juan Cabello, quien da cuerpo al agresivo “Adrián” —novio de “Agnes”— y a “Adorno”, la travesti que imita a cantantes femeninas en un bar gay. Los actores logran transitar de un personaje a otro, así como pasar por distintos estados emocionales sin tropiezos, para ofrecer interpretaciones entrañables.

sd

La puesta en escena llegar a buen puerto gracias a la sólida dirección de Guiochins, así como a la calidad de los histriones, quienes no sólo dan verosimilitud a sus personajes, sino crean el espacio idóneo para el desarrollo del drama. Sin duda una obra sobresaliente de la escena mexicana contemporánea.

sd

*FOTO: [email protected], escrita y dirigida por Elena Guiochins, con Juan Navarrete, Alejandra Maldonado, Juan Cabello, Geralldy Nájera, Monserrat Monzón, vestuario de Edyta Rzewuska, escenografía e iluminación de Tenzing Ortega, producción de la Coordinación Nacional de Teatro del INBA, se presenta en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque (atrás del Auditorio Nacional), jueves y viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18 horas, hasta el 26 de junio/ Cortesía: INBA.

« »