Las Drag Queens que cuentan cuentos en el país del odio

Jun 29 • Conexiones, destacamos, principales • 2167 Views • No hay comentarios en Las Drag Queens que cuentan cuentos en el país del odio

/

En un país que aún sataniza el arte drag, ellas han encontrado una plataforma de activismo para luchar contra la ignorancia, a través del fomento de valores y lectura con los niños

/

POR FRIDA JUÁREZ
En abril de este año arribó a la ciudad de Monterrey el proyecto estadounidense Drag Queen Story Hour (DQSH), que trata sobre la interacción de drag queens con niños y niñas de todas las edades en espacios públicos; donde a partir de la narración de cuentos y actividades recreativas se combate la discriminación. Este proyecto creado en 2015 en San Francisco, California, por la escritora Michelle Tea (ganadora del Premio Lambda), e impulsado por la organización RADAR Productions, ha ganado presencia en Japón, Suecia y Puerto Rico no sin resistencia de algunos sectores conservadores de las ciudades donde se ha presentado.

 

Por ejemplo, durante este mes se registraron algunos incidentes en Estados Unidos mientras se llevaban a cabo las sesiones de lectura. El primero tuvo lugar en Texas, donde autoridades políticas impidieron la presentación del DQSH en una biblioteca pública en Austin, situación que llevó a la iglesia Open Cathedral, que apoya a las comunidades LGBTT, a prestar sus instalaciones para que el programa continuara con sus actividades. Mientras que en Spokane, Washington, durante dos fines de semana consecutivos se realizaron protestas de conservadores en contra del proyecto. Ante las posibles amenazas de agresión por gente armada, el departamento de policía de la ciudad dispuso de numerosos elementos para salvaguardar el evento; inclusive durante el primer fin de semana fue arrestado el pastor Afshin Yaghtin de la Iglesia New Covenant Baptist al oponerse a que se llevara a cabo el evento del colectivo DQSH.

 

El panorama mexicano tampoco es el más receptivo, no sólo con proyectos como el DQSH sino con las diferencias sexuales. En un reporte de Letra S –organización civil fundada por Carlos Monsiváis, dedicada a la difusión de información y defensa de los derechos sexuales– durante el gobierno de Enrique Peña Nieto se registraron al menos 473 asesinatos de personas de la comunidad LGBT. En 71.2% de estos casos el responsable no fue identificado y en la mayoría los crímenes se investigaron bajo los móviles de robo o asalto, ya que los policías y ministerios públicos tienden a compartir los mismos prejuicios de los agresores. En lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador se hanregistrado 28 homicidios ligados a la preferencia sexual de las víctimas y el pasado 17 de mayo el presidente decretó esta fecha como el Día Nacional por la lucha contra la homofobia, lesbofobia y bifobia, tomando como referente la declaración internacional establecida en 1990 por la OMS.

 

Ante esto, Gloria Sotelo, promotora del DQSH en México dice que esa declaratoria es una “linda iniciativa”; sin embargo la comunidad LGBT espera que durante el sexenio de López Obrador los crímenes de odio no queden impunes, que disminuyan los asesinatos y abusos, que se respeten sus derechos y que la comunidad cuente con más protección y acceso a la salud pública.

 

Una labor para conocedoras

 

Para los fundadores del DQSH tanto en México como el extranjero, es ideal que los drag participantes estén familiarizados con el cuidado y la educación infantil. Ese es justo el perfil de Gloria Sotelo, mujer cisgénero heterosexual, quien trabajó en un kínder de Alemania y es conocida como Lori Lu en su papel drag. Gloria no ha tenido impedimentos para participar dentro de la cultura inclusiva drag; por otra parte, la comunidad que forma parte del DQSH le da la bienvenida a cualquier persona, sin importar su género, que esté dispuesta a trabajar en este programa infantil.

 

Lori Lu trajo este proyecto a México luego de verlo funcionar en Nueva York. Hoy, y a pesar de no recibir remuneración alguna, Suprema Mista Boo, Fedrah, Mama Bree, Eia Noel, María Bonita y Lori Lu participan de este proyecto que radica en la sencilla tarea de “leer un cuento y enseñarles el amor de la lectura a los niños”. Estas actividades buscan fomentar y fortalecer este hábito en la infancia en México.

 

Sin embargo, el propósito del DQSH no queda claro para todos. Llevar el programa a Monterrey, Nuevo León –estado con una población conservadora donde se registraron oficialmente 18 víctimas de homicidio por crímenes de odio en el sexenio pasado– trajo consigo consecuencias a Lori Lu y sus compañeras: el Frente de familias fuertes unidas por Nuevo León, dirigido por Juan Manuel Alvarado del Partido Encuentro Social, además del diputado de Morena Carlos Leal, denunciaron este proyecto por corrupción de menores y por querer imponer la ideología de género a los niños.

 

Ante la próxima presentación del DQSH en la Ciudad de México –en el foro Somos Voces el próximo 6 de julio– Lori Lu cree que hay posibilidades de recibir reacciones como las del Frente de familias fuertes unidas. Sin embargo, si esto llegara a ocurrir sabrán manejar la situación de la mejor manera.

 

¿Qué significa que una de sus principales promotoras sea mujer?

 

Lori Lu (LL): No creo que tenga relevancia que yo sea mujer cisgénero. El drag no tiene reglas y es para todos.

 

María Bonita (MB):Todo aquel que apoye a la diversidad es parte de nuestra comunidad y creo que enriquece el proyecto.

 

Fedrah (F): Para mí significa diversidad y feminismo real. En la cultura drag podemos ser lo que queramos, no hay obstrucciones por tu identidad u orientación de género. Va más allá de ser hombre o mujer.

 

¿Con qué aprendizajes se quedan ustedes al participar en este proyecto?

 

Suprema Mista Boo (SMB): El contacto con los niños logró darme otra perspectiva de lo que hago y cómo estoy logrando proyectar lo que quiero a través del arte que hago. Aprendí que algunos pensamientos no cambian, y la única manera de intentar hacerlo es a través de la educación.

 

MB: Aprendes mucho de la simpleza de las cosas con los niños y creo que nuestro trabajo es que ellos mantengan ese espíritu de tolerancia que se pierde con la edad.

 

F: Al estar con los niños sentí que ellos apreciaban completamente nuestro arte, y aprendí que debemos de ser como ellos, aceptarnos unos a otros sin prejuicios.

 

¿Hay rechazo por parte de los padres hacia el DQSH?

 

SMB: Al contrario, se muestran con apertura a lo que estamos haciendo. Son grupos conservadores, que tienen sus bases fundamentadas en la religión, los que están bloqueando el proyecto.

 

MB: Todos tenemos un niño interior y puedo apostar que incluso los adultos disfrutamos de un buen cuento y un show infantil.

 

¿A qué retos se enfrenta la comunidad drag en México y Latinoamérica?

 

LL: Yo creo que el principal reto es que los roles de género aún son muy rígidos. A todas las cosas, acciones y actitudes le quieren poner género. Por ejemplo, los colores son colores, no tienen género, sexualidad ni nada de eso. Y aun así la gente los divide como “esto es femenino”, “esto es masculino”. Es increíble que en pleno 2019 aún exista mucha desinformación e indiferencia, todo por los prejuicios y construcciones sociales de “macho”.

 

¿Por qué es importante llevarlo a cabo en una ciudad poco tolerante como Monterrey?

 

SMB: Porque genera conversación, debate y el acercamiento de la sociedad a la comunidad LGBT y la aceptación.

 

F: Precisamente por su alto porcentaje de intolerancia hacia lo “diferente” o fuera de la norma regiomontana. Son demasiados los feminicidios que aún ocurren, la discriminación hacia mujeres y personas de la comunidad LGBTTTIQ+ ha sido algo aceptado desde hace años. Este proyecto nos permite crear una convergencia entre arte y educación gestionada por personas orgullosas de demostrar sus diversos colores a la sociedad a través del drag.

 

¿Ser drag queen te ha hecho víctima de la violencia?

 

SMB: Nunca. Creo que mi personaje se defiende sólo con la imagen. Mi drag es oscuro y recreo a una bruja, pero no me limito a eso. El personaje tiene otras bases como la filosofía punk. Está influenciado por piezas de arte como pinturas, música, otros artistas y principalmente películas de terror. El punto principal de mi drag es generar impacto y miedo. Entonces, las reacciones que recibo de la gente en la calle son de impresión. Nunca he sufrido agravios por andar en drag caminando por la calle. Considero que es otra forma de activismo: salir a la calle, hacernos visibles.

 

LL: Como mujer cisgénero, me han amenazado con que merezco que me violen, me golpeen y diferentes agresiones que, proviniendo de un país donde el feminicidio está a todo lo que da, no lo tomo a la ligera. Lo que más me sorprende es la cantidad de odio que puede generar la gente ante algo que ni siquiera conoce, se guía por prejuicios y estereotipos. En una ocasión pensaron que era trans e intentaron insultarme con eso, como si fuera algo malo. También me dijeron pedófila y sidosa, acusaciones graves, la última refleja el rechazo no sólo de la comunidad LGBTI, sino también de grupos marginados por condiciones de salud.

 

MB: He recibido muchos mensajes de odio, amenazas, me han prohibido entrar a lugares, me han gritado cosas, pero también he recibido mucho amor y creo que es más importante y es con lo que me quedo.

 

F: La violencia viene de muchas maneras, incluso vienen de las personas que más quiero, pero esto no me detiene de seguirlo practicando, ya que no tiene nada que ver conmigo y tiene todo que ver con ellos.

 

¿Qué le dirías a organizaciones como al Frente de familias fuertes unidas?

 

SMB: Que respeten aquello que no es compatible con su estilo de vida. Eso que odian ya existe y no desaparecerá. Que busquen acercarse a nosotros. Que mantengan un pensamiento libre de prejuicios y de fundamentos tercos que no permiten que fluya un diálogo. Que comprendan que el discurso que están enviando está lleno de odio y mentiras que generan agresiones tanto en redes, como en las calles. Busquen información.

 

F: Los invito a venir a cualquiera de nuestros eventos. Las puertas siempre están abiertas y los espacios son públicos. Que se involucren en el proyecto y nos digan cómo mejorarlo o simplemente que vean por ellos mismos de lo que se trata, para así dialogar y mantener una conversación sana y objetiva. La ignorancia es una de las principales características de la violencia; al mantenernos informados tenemos menos miedo a lo desconocido y podemos aceptar las diferentes estructuras de familias y personas.

 

¿Qué futuro le espera a este proyecto?

 

SMB: ¿Cuánto tiempo durará? No lo sé, pero el proyecto va a continuar a pesar de los ataques, limitaciones, conflictos y aunque esté bajo vigilancia y observación. Todo, creo, depende del interés de los niños y de los padres para acercarlos a estas actividades culturales. No se está haciendo nada malo y nuestras conciencias están tranquilas. Tanto así que por eso lo llevamos a las calles, por eso lo estamos haciendo público. Lo hacemos para que se logre entender que tiene la finalidad de brindar un momento educativo para los niños en donde los que muestran esos mundos son personajes que ellos pueden considerar salidos de los cuentos. Somos parte de esta sociedad, contribuimos a ella y somos funcionales dentro ésta.

 

MB: El proyecto tiene mucho futuro. Creo que todas las cosas hechas con amor florecen incluso en condiciones extremas, y este es, y será, un claro ejemplo.

 

F: Planeamos asistir a otros espacios como hospitales y escuelas, siempre y cuando, acepten nuestro arte y nuestra intención educativa. Necesitamos mucho apoyo y patrocinios, porque el proyecto lo hacemos sin intención de lucrar.

 

Ve el testimonio de Fedrah sobre su participación en Drag Queen Story Hour:

 

FOTO: De izquierda a derecha: Suprema Mista Boo, Eia Noel, María Bonita, Mama Bree y Lori Lu en una lectura en Monterrey./Unosobrecuatro

VIDEO: Mariann Carstensen

« »