Foro de Música Nueva

Feb 13 • Miradas, Música • 1568 Views • No hay comentarios en Foro de Música Nueva

/

Algunos festivales esperados por los melómanos han encontrado refugio en las plataformas virtuales, aun frente a la improvisación

/

POR IVÁN MARTÍNEZ
Tengo mis sentimientos encontrados con el Foro de Música Nueva “Manuel Enríquez”, espacio icónico e inmarcesible que está realizando ahora su edición 42 y al que, en el transcurso de los años, he acudido en diversas capacidades: intérprete, público y reseñista.

 

Sigo manteniendo mi principal prejuicio: al Foro se asiste sólo con interés particular. O a tocar la música de un amigo, porque se es el compositor a quien se toca o a escuchar una, una sola, pieza específica. Es excepción que un programa completo acapare nuestra atención y más bien ley que prontamente sienta uno la necesidad de salir corriendo.

 

Es una mera descripción y creo que es natural al tratarse de un escaparate para nuevas creaciones que cada año es más democrático. Casi que es elogio.

 

El que ahora sea virtual, permite adelantar el video o simplemente cerrar la ventana en cualquier momento sin que nadie note que uno se paró de la butaca en medio de un teatro… iba a decir lleno, pero tampoco hay que burlarse. Pero esto es anecdótico, en realidad tiene otras conveniencias.

 

De entrada, hay que aplaudir que, cobijado entre instituciones pasmadas, el Foro haya podido continuar. Comenzó hace semanas y no he encontrado claridad sobre su temporalidad, sino que se ha presentado como un “Laboratorio virtual de creación musical” donde hay programas completos (como el que compartí aquí de los pianistas Erik Cortés y Carlos Salmerón) pero en su mayoría piezas sueltas.

 

Los primeros días dudé de su pertinencia, sobre todo por su falta de claridad de agenda (parece que hay una convocatoria abierta y lo que llega se sube), pero aun sin regularidad, ha sido constante la exposición de obra nueva y creo que puede convertirse en un escaparate permanente en el futuro, así indefinido, paralelo al propio festival presencial (que volverá).

 

Imaginemos que hay un compositor que no conozco, programado en un concierto presencial con otro cuya estética detesto: no viajaría al otro lado de la ciudad arriesgándome a tener una mala tarde, pero podría conocerlo a través de estas producciones y entonces sí ir (y de todos modos huir en el intermedio). O puede suceder como ahora, que una pieza está escrita por un compositor destacado de México para un intérprete del extranjero a quien no se le puede pagar su viaje para tocar aquí (The untitled 1B+, para fagot y electrónica, de José Luis Hurtado); o digamos una pieza que por sus particularidades no logre encajar en la logística de un concierto de la serie presencial. Puede volver la institución más democrática, sobre todo para los compositores menos establecidos.

 

He escuchado, como en ediciones anteriores, de todo. He cerrado varias ventanas apenas escuchar los primeros compases de algún mal clarinetista. Me he olvidado de algunas piezas a los pocos minutos. Pero también descubierto joyas: ya he mencionado en redes sociales las que provienen, coincidentemente, de la propuesta de los integrantes del ensamble del Cepromusic donde se muestran instrumentos acústicos acompañados de electrónica: Asylum, de Diana Syrse, para clarinete bajo, Stop Speaking, de Andy Akiho, para tarola, o e-Corno, para corno francés, de Vicent Gómez Pons, son tres que quedaron en mi memoria y a las que he vuelto.

 

Todo es perfectible y si en el INBAL se toman en serio el Foro, deberían ponerse a trabajar para solventar la desorganización y falta de visibilidad: los videos se encuentran “fácilmente” una vez que el algoritmo de youtube detecta que uno ve esos videos o “no tan fácilmente” buscándolos en la lista completa de videos en el canal del Instituto, junto a bailes tradicionales, paseos por los museos, archivo de la Ópera y la Orquesta nacionales o actividades escolares.

 

Sí, el Foro es un espacio de nicho y probablemente ese público que llega para escuchar la obra de los amigos no necesita la etiqueta #FIMNME para llegar a él, pero un poquito de esfuerzo no vendría mal. Y así podríamos decir que, al menos en este rinconcito del INBAL, comienza bien el año.

 

Diana Syrse en Radio France
Hablando de música nueva, sucedió hace unos días el estreno mundial de Gáente rouge (Gigante roja), de Diana Syrse, la compositora mexicana más importante de mi generación. Presentada dentro del festival Présences 2021 en París, fue tocada por la orquesta que la comisionó, la Filarmónica de Radio France, con la batuta de Alain Altinoglu, en un programa que luego presentó música de Pascal Dusapin y Bela Bartok. Sin público, transmitido en vivo por radio y disponible fuera de Francia en este sitio: https://bit.ly/3juEJNj

 

Aunque esta pieza libre no está dedicada a él, sino a Sasha Om, la pieza es un homenaje a Dusapin, dedicatario de la edición del festival, y su influencia es palpable; pero es, más que esa idea simple, una conjunción que significa la llegada de Diana a un momento de madurez compositiva, donde consolida las intenciones e intuiciones discursivas de su pensamiento musical. La pura existencia de esta comisión en su currículum representa que ha alcanzado otro nivel en su trayectoria como compositora. Para orquesta completa (con maderas a tres que doblan a sus instrumentos accesorios) y en ocho minutos, confluyen en ella tensión, energía y un elegante lirismo construido desde el rico manejo de la orquestación.

 

FOTO: Este foro fue fundado en 1979 por el músico Manuel Enríquez./INBA

« »