Los tlaxcaltecas como conquistadores

Ago 14 • Conexiones, principales, Reflexiones • 11139 Views • No hay comentarios en Los tlaxcaltecas como conquistadores

/

En entrevista, la historiadora Andrea Martínez Baracs habla sobre las consecuencias de la alianza entre este pueblo y los españoles y cómo su participación fue crucial para la caída de México-Tenochtitlán

/

POR SOFÍA MARAVILLA
La historia es la historia de los vencedores, y los indígenas aliados con los españoles no quisieron quedar fuera de esta versión, en especial los tlaxcatelcas, quienes nunca se concibieron como vencidos, sino como conquistadores, y con justa razón, y es que su participación en batallas previas a la caída de México-Tenochtitlán y durante la posterior conquista del Septentrión fue fundamental para que las tropas españolas cumplieran su cometido en las inhóspitas tierras del recién descubierto continente.

 

En entrevista, la historiadora Andrea Martínez Baracs, autora de Un gobierno de indios: Tlaxcala, 1519 – 1750, cuenta que la Triple Alianza nunca logró someter a los tlaxcatecas, cómo fue que se originó y desarrolló la alianza con los españoles, de qué manera fueron cimentando su privilegio sobre otros pueblos nativos y, además, cómo la tierra misma de Tlaxcala fue un bastión de la recién iniciada conquista espiritual y cómo sus habitantes inspiraron en épocas siguientes los primeros discursos a favor de la racionalidad en los indios para evitar la esclavitud.

 

¿Cómo era la configuración política del pueblo tlaxcalteca en el momento en que entra en contacto con la tropa de Cortés?

 

Después de la conquista, el territorio tlaxcalteca quedó más definido que antes y se repartió entre cuatro cabeceras: Ocotelulco, Tizatlan, Quiahuiztlan y Tepetícpac, que nacían en la ciudad de Tlaxcala, sede de los antiguos centros políticos. Sin embargo, antes y durante la conquista no era clara esa división en cuatro. Los principales gobernantes eran Maxixcatzin, de Ocotelulco, y Xicoténcatl, de Tizatlan, pero junto a ellos hubo otros guerreros importantes cuya población no se adscribía directamente a una de las cuatro cabeceras. Acxotécatl, por ejemplo, pertenecía a Atlihuetzía, que entonces no aparecía como formando parte de Tizatlan, aunque luego sí lo haría.

 

Respecto al Lienzo de Tlaxcala, ¿éste nos explica sobre la historia o el contexto político de los tlaxcaltecas?

 

Claro. El lienzo de Tlaxcala fue pintado en la segunda mitad del siglo XVI por órdenes del gobierno indígena tlaxcalteca, el cual se consideraba un aliado de los españoles desde el principio de la conquista, después de haber sido vencido por los españoles. Los tlaxcaltecas, en efecto, consideraban que ellos tenían una alianza, que no eran sojuzgados sino que eran conquistadores, y necesitaban demostrar ante la corona todo lo que hicieron por la conquista. En el Lienzo se ve primero una representación política de las cuatro cabeceras de Tlaxcala con todas las casas señoriales que las conformaban, y un cerro en medio que representa su centro político ligado a la Iglesia católica y a la corona de Castilla. Pero también aparecen todas las conquistas que hicieron con los españoles, antes y después de la caída de México-Tenochtitlan. Todo aparece ahí, todo lo que les dieron a los españoles: víveres, mujeres y las conquistas.

 

Ahora que comenta que los tlaxcaltecas cayeron en dominio de los españoles, ¿cómo fue este proceso?

 

Todos los pueblos mesoamericanos se defendieron y sólo después de que fueron vencidos decidieron someterse a los españoles, aliarse con ellos. Los tlaxcaltecas lucharon todo lo que pudieron, hasta que fueron vencidos y además con mucha crueldad, ya que, entre otras cosas, les cortaron las manos a unos mensajeros tlaxcaltecas; según algunas fuentes fueron 50. Fueron varias la batallas; las primeras fueron de los otomíes; Tlaxcala tenía, alrededor de su territorio, poblaciones otomíes que se dedicaban a la defensa, eran como un ejército al servicio de los tlaxcaltecas y fueron ellos los primeros que pelearon contra los españoles, y luego fueron los tlaxcaltecas hasta que fueron derrotados y finalmente se aliaron con ellos.

 

Sabemos que la Malinche tuvo un papel clave en el proceso de conquista. ¿Cómo fungió ella durante el pacto entre Cortés y los tlaxcaltecas?

 

Ella estuvo presente en todo, ejercía un poder propio, conocía el estilo de los indígenas, negociaba por su cuenta y apoyó a Cortés en las negociaciones con los tlaxcaltecas, para quienes la alianza significaba obtener un aliado poderosísimo y, por ende, entrar en una época brillante en la que ya no estarían aislados frente al poder de México-Tenochtitlan, sino que serían sus conquistadores. Después de la caída de México-Tenochtitlan vencieron a muchos de los pueblos de los alrededores, para ellos fue una guerra de conquista. En cuanto a la Malinche, tuvo un papel decisivo junto con Tlaxcala en la masacre de Cholula. Después de salir de Tlaxcala, ya aliados, Cortés decidió ir a la importante ciudad de Cholula, sometida a la Triple Alianza. Para los tlaxcaltecas era una situación incómoda porque si llegaban los españoles a aliarse con México-Tenochtitlan y Cholula, ellos quedarían fuera, en una pésima posición. Trataron de evitar que los españoles fueran a Cholula, pero finalmente los acompañaron y se quedaron fuera de la ciudad miles de soldados tlaxcaltecas, los enemigos de los cholultecas. Y luego, o fingen que iba a haber un levantamiento de Cholula, o en realidad lo iba a haber, y allí es donde más participa Malinche, pues según las crónicas, recibió la información de que se iban a levantar contra los españoles para masacrarlos, y entonces los españoles con los tlaxcaltecas se les adelantaron e hicieron una masacre espantosa. Con esta masacre se selló la enemistad entre los españoles y los de México-Tenochtitlan, y ahí tuvieron que ver la Malinche y los tlaxcaltecas.

 

¿O sea que sin los tlaxcaltecas no hubiera sido posible el posterior triunfo de los españoles sobre México-Tenochtitlán?

 

Pues hubiera sido mucho más difícil. Porque además los tlaxcaltecas tuvieron una participación muy importante después de la Noche Triste, ahí realmente quedaron muy destruidos los españoles y entonces los guerreros tlaxcaltecas los protegieron, los sacaron de ahí y luego los llevaron a Tlaxcala donde les dieron todo para recuperarse; los ayudaron después a hacer los 13 barcos llamados bergantines para preparar el sitio anfibio de México-Tenochtitlan, que estaba construida sobre lagos. Realmente en esto los tlaxcaltecas tuvieron un papel muy importante.

 

Hay una construcción histórica de Moctezuma en la cual ha sido transmitido como supersticioso y melancólico, pues se ha dicho muchas veces que vio a Cortés como un Dios. Sin embargo ¿Cuánto de verdad hay en esta visión sobre Moctezuma?

 

La idea de un emperador supersticioso y melancólico se combinó desde la época de la conquista con la idea de que los mesoamericanos y sobre todo los aztecas eran sanguinarios y caníbales. Con ello se justificaba fácilmente la conquista y aun la superioridad de los españoles que vinieron a salvar a los mesoamericanos de tan vergonzosos gobernantes. Estas ideas han sido cuestionadas de varias maneras. Respecto de los sacrificios humanos se aclara que fueron rituales y que solamente fueron masivos al final del imperio azteca. En cuanto a la actitud de Moctezuma y los otros gobernantes de la Triple Alianza, no hay duda de que quisieron, como en realidad todos los mesomericanos, vencer a los españoles y echarlos de su tierra. Pero no cabe duda también de que se sorprendieron por la extrañeza de los forasteros con sus barcos, cañones, armas de fuego, caballos y armaduras y aun su aspecto diferente. Las creencias religiosas de los gobernantes indígenas, sus reglas de cortesía y sus prácticas guerreras no los ayudaron, su ética y su mística guerrera chocaban con el pragmatismo de los españoles que venían de una guerra feroz, la de la Reconquista. Y finalmente los mesoamericanos tuvieron que reconocer la superioridad tecnológica de los españoles en materia bélica.

 

Hay muchas constancias de que los mesoamericanos consideraron inicialmente a Cortés como un dios: pero esto no significaría que era intocable, a muchos dioses mesoamericanos se les debía combatir. Yo creo que Moctezuma en todo momento quiso salvar a su imperio y a su pueblo, intentó diversas estrategias, pero fue derrotado.

 

¿De qué manera la presencia de los tlaxcaltecas contribuyó a la conquista de los pueblos del norte?

 

Después de participar en la conquista de varios pueblos mesoamericanos y más al sur, hasta Guatemala y Honduras, y en la guerra del Mixtón, los tlaxcaltecas participaron en la conquista y poblamiento del Chichimecapan, es decir, la tierra chichimeca, también llamada el Septentrión o Aridoamérica. Fueron poblamientos cada vez más al norte, inicialmente salieron 400 familias y posteriormente fueron llegando más pobladores tlaxcaltecas. Tuvieron que enfrentar a los guerreros chichimecas; muchos asentamientos terminaron destruidos. A cambio de este esfuerzo, los tlaxcaltecas negociaron su posición política y económica en esas poblaciones: tuvieron sus preeminencias, sus privilegios, un cierto mando, claro, siempre bajo los españoles, pero incluso ahí negociaron no depender de los virreinatos ni de las autoridades locales, sino responder únicamente ante el rey, y eso es algo que se inventaron como una forma de autonomía, ellos estaban viviendo el sueño de autonomía que les venía de su papel en la conquista. Gracias a esas condiciones de privilegio lograron evitar algunas imposiciones de trabajo y de tributos, a tal grado, que muchos pobladores ajenos trataban de hacerse pasar como tlaxcaltecas para compartir esos derechos. Claro, la realidad se les fue imponiendo poco a poco y no fueron tan exitosos como hubieran querido, pero digamos que esa fue su estrategia.

 

Más allá de la conquista militar, también estuvo la espiritual. ¿Cómo fue el proceso de adoctrinamiento entre los tlaxcaltecas?

 

Fue similar al de los otros pueblos. Al principio fue muy doloroso, muy violento, porque lo que hicieron los franciscanos fue llevarse a los niños de la nobleza a adoctrinarlos en sus monasterios, a enseñarlos a leer y a escribir y los fundamentos de la religión y a denunciar a sus padres; estuvo el caso del niño Cristobalico, que denunció a su padre Acxotécatl, que no sólo era un príncipe muy importante, sino que había sido tan cercano a Cortés que éste le regaló su propia virgen que trajo de Extremadura, la virgen Conquistadora, una figura de bulto que llevó durante la conquista; bueno, este señor fue colgado porque su hijo lo denunció. Hubo varias tragedias de este tipo, no fue el único, perseguían a todos los que no se plegaron, a los que seguían honrando su propia religión. Después la resistencia fue bajando y los franciscanos llevaron a cabo un adoctrinamiento y bautizo masivos, que también fueron criticados entre los católicos, porque se preguntaban cómo se podía bautizar a 3 mil personas en un mismo día, cuál sería la calidad de esas conversiones, pero el famoso franciscano Toribio de Benavente, Motolinia, fue de los que hicieron esas conversiones masivas, que tuvieron que haber sido muy impresionantes, y hubo una construcción eclesiástica muy importante en Tlaxcala.

 

Posteriormente, el dominico Julián Garcés fue una figura destacada en su defensa de los indios frente a la postura canónica de la Iglesia…

 

Fue muy importante Julián Garcés, aunque ha sido muy criticado porque fue el que quería llevarse el obispado a Puebla, que estaba inicialmente asentado en la ciudad de Tlaxcala. Algunos historiadores consideraron que quería alejarse de los indios e irse a la fundación española, pero era al revés, era para proteger a los tlaxcaltecas, y era un deseo de los tlaxcaltecas no tener ahí el obispado, porque tenerlo implicaba que Tlaxcala se convertiría en un centro español importante y esto no les convenía, porque significaba más presión sobre sus tierras y sobre su fuerza de trabajo para construir todo lo que quería la Iglesia y todo lo que una ciudad española requeriría. Esa era la posición de don Julián, que era ya muy anciano cuando estuvo ahí. Pero no se puede olvidar su papel en la defensa de los indios, porque en las primeras décadas la esclavización masiva de los mesoamericanos fue real, pueblos enteros encadenados que se llevaban lejos, y lo que le pasó al continente africano, ser un continente entero con gente considerada inferior y que por lo tanto podía ser sujeta a esclavitud sin la menor mala conciencia, le estaba ocurriendo a América. Y Julián Garcés, junto con otros personajes, como Bartolomé de las Casas, decidieron hacer la defensa de la racionalidad de los indios, pues insistían en que los indios sabían pensar igual o hasta mejor que los españoles; fue Rodrigo de Minaya uno de los religiosos que llevó este mensaje, con muchas dificultades prácticas, hasta la corte de Castilla y de ahí al Papa, y el Papa vio toda esta documentación y admitió que los habitantes sí tenían uso de razón. Por lo tanto perdió la posición de fray Domingo de Betanzos y otros dominicos que creían que los indios no tenían raciocinio; eso fue muy importante para la historia de América Latina.

 

¿Qué piensa de la solicitud de que España pida disculpa al pueblo de México por la Conquista?

 

Eso es territorio de la política. La conquista fue hace mucho tiempo, las relaciones entre México y España han pasado por muchas etapas. Creo que esa solicitud es pura demagogia, no tiene una importancia verdadera.

 

FOTO: En este fragmento del lienzo de Tlaxcala puede verse el acomodo político de los poderes tlaxcaltecas en torno a la Corona española/ Crédito: Secretaría de Cultura

« »