Ystad

Feb 10 • destacamos, Escenarios, Miradas • 315 Views • No hay comentarios en Ystad

 

En el sur de Suecia, esta pequeña ciudad se ha popularizado gracias a la literatura policiaca conocida como nordic noir con exponentes como Henning Mankell

 

POR LEANDRO ARELLANO
—¿Ystad? ¿Y qué vieron allí?

 

—La casa del detective. Tiene fama. La gente hace cola para visitarla. Arriban tours de todos los rumbos. Nosotros viajamos en tren de Copenhague, pero nuestros vecinos al lado vienen de Malmo, y de Estocolmo, los de enfrente… Aportan ferris de Polonia y Dinamarca también…

 

—¿Cómo se llama el detective?

 

—Wallander, Kurt Wallander.

 

 

La víspera habíamos adquirido los boletos, en previsión de alguna contingencia. A las 7:30 am abordamos un taxi del hotel, hacia la estación de trenes. El nuestro estaba anunciado para las 8:05.

 

Arribamos a Ystad puntualmente.

 

Todo lo que uno escribe pertenece a una tradición. La trilogía novelística de Stieg Larsson descubrió para muchos que la literatura policial es fruto de una labor añeja, de un campo cultivado por largo tiempo en Escandinavia.

 

Ystad es una ciudad pequeña, bien que su fundación se remonta al siglo XIII. Se halla en el extremo sur de Suecia y forma parte de la provincia de Escania. La actividad económica se reparte entre el comercio, las artesanías y desde hace unos años, el turismo, sobre todo.

 

Wallander no trabaja ni reside en la gran ciudad. Su radio de acción tiene lugar en esta población, en la región de Escania y sus contornos, en la punta meridional sueca, frente al Mar Báltico. Esa circunstancia no disminuyó el material para las tramas de la saga, por lo contrario. La veta para la imaginación que abrió dicho territorio se magnificó.

 

La trama de Los perros de Riga, por ejemplo, refiere un asunto cuyo desarrollo se desata en la costa sueca del Báltico y continúa en la capital letona, en momentos cuando aquel país se afanaba por despojarse del comunismo.

 

No alcanza los 200 mil habitantes el poblado donde reside y realiza su labor Wallander. La fama que ha aportado a la ciudad la imagen del comisario multiplicó el turismo. En la actualidad recibe visitantes de todas partes. Se vive en ella un culto al personaje.

 

La naturaleza está presente en Escandinavia permanentemente. El comisario ejercita el ánimo para afrontar las extensas horas cotidianas. Ystad se halla expuesta a los rigores de un clima que Mankell narra con maestría a cada tramo, sin agobio del lector. No pocos atribuyen a ese factor la melancolía del género policial nórdico.
Con Larsson convivimos desde el 2005, apenas publicada la formidable saga. Milenio popularizó a nivel mundial el nordic noir: la vasta y profunda literatura policial escandinava. Abundan actualmente las series policiales de televisión de factura nórdica, en cuyo origen se halla la copiosa literatura libresca. Henning Mankell (1948-2015) era apenas seis años mayor que Stieg Larsson (1954-2006) y también su ascendiente.

 

Mankell es tributario y precursor de ese caudal. Cada arte crea su mercado, desde que el mundo tiene conciencia. Y la única garantía moral que posee una sociedad, es su literatura.

 

 

 

FOTO: Stortorget (la plaza principal) en Ystad, condado de Skåne, Suecia. Crédito de imagen: Mickaël Delcey /Royal Institute of Technology

« »