El misterio detrás de un asesinato

Sep 1 • Conexiones • 3642 Views • No hay comentarios en El misterio detrás de un asesinato

 

/

POR JESSICA SOTO

“¿Quién no esconde algún secreto, alguna mentira?”, se lee en la novela La virgen en tus ojos (Planeta, 2020) de la autora argentina Florencia Etcheves. La historia gira en torno al asesinato de la joven Gloriana Márquez, en una trama de suspenso e incertidumbre donde surgen las preguntas fundamentales: ¿quién la asesinó?, ¿por qué?, ¿quién es el principal sospechoso? Esta última pregunta sí tiene respuesta: su mejor amiga y compañera de casa Minerva del Valle.

 

En la escena del crimen, la habitación de ambas, Gloriana se encuentra tumbada en el piso, boca abajo; un charco de sangre la rodea, pero el arma homicida no se ve por ninguna parte. Ahí mismo quedan muchas pistas y dudas, que Francisco Juánez, el investigador a cargo del caso, tiene que resolver mientras apuesta por la inocencia de Minerva, quien cuenta con la protección y apoyo incondicional de su abuela. A la par, la novela da un salto 20 años después del suceso, y muestra el rumbo que dio la vida de cierto personaje que esconde su pasado y espera que nunca se revele la verdad.

 

La virgen en tus ojos es el primer libro de Etcheves, publicado por primera vez en 2012 en Argentina. En éste se basó la película La corazonada, recientemente estrenada en Netflix, en la que la escritora participó en la adaptación y la escritura del guion.

 

Etcheves es periodista especializada en casos policiales, que tras 25 años de trabajar en esta fuente, decidió convertirse en escritora para explorar la construcción de la verdad en los medios de comunicación, aportando una visión desde su experiencia laboral y así plasmar en sus libros de ficción, un poco de realidad y, por supuesto, entretenimiento a los lectores.

 

Como escritora, Florencia Etcheves juega con un dúo de personajes, los policías Francisco Juánez y Manuela Pelari, quienes participan como piezas clave en sus tres primeras novelas. Como periodista ha sido galardonada con el Premio Martín Fierro a la mejor labor periodística femenina. Si algo caracteriza a Etcheves es su manera de escribir acerca de la violencia de género que se vive en su país. De este tema han surgido los ensayos No somos ángeles (Marea, 2007) y Mía o de la tumba fría (Longseller, 2009).

 

La también autora de La hija del campeón (Planeta, 2014) —su segunda novela policial en la que trae de vuelta al incansable cazador de criminales, Francisco Juánez, quien trabaja para hallar a un asesino que anda suelto y al acecho de una mujer— nos platica en entrevista telefónica desde Argentina, sobre esta novela.

 

“[La violencia] es el tópico en el que me he manejado durante toda mi vida. Trabajé 25 años como reportera de sucesos y prácticamente durante todo ese periodo tenía que reportar sobre distintas situaciones de violencia en mi país —como crímenes, delitos contra la integridad sexual—, bueno, un montón de situaciones que suceden en mi país y en otros tantos países. Y de verdad que a lo largo de esos años cubriendo esas notas y escuchando los testimonios de los familiares de las víctimas, me armaron una caja de herramientas que es la que uso a la hora de escribir. Cuando decidí que tenía ganas de escribir ficción, la verdad es que no se me ocurría otro género, que el ambiente en el que siempre me manejé”.

 

 

Entonces, ¿la novela retoma hechos reales que te ocurrieron trabajando como periodista?
“No. De las cinco novelas que escribí, los hechos y los personajes no existen, las tramas son inventadas pero las mecánicas criminales sí son reales; son mecánicas que existen en mi país y muchas de las situaciones que describo —cómo son las escenas del crimen, las autopsias o las investigaciones policiales que muchas veces son fallidas— sí tienen que ver con muchas de las cosas que he visto a lo largo de mi carrera como periodista”.

 

 

La esencia de los personajes
Al cuestionarla sobre si los personajes femeninos de la novela fueron para darle empoderamiento a las mujeres, la autora comenta que no lo hizo a propósito, pero que sus personajes femeninos fueron inspirados en mujeres con las que se ha relacionado, tanto de su familia, sus amigas, como de las mujeres con quienes trató en su vida periodística: “Siempre conocí mujeres que fueron muy fuertes, mujeres con mucha personalidad, mujeres que iban para adelante a pesar de sus errores o cometer equivocaciones, mujeres que se caían y se volvían a levantar que nunca bajaban los brazos, por lo que a la hora de inventar personajes femeninos es inevitable que refiera a las mujeres que he conocido a lo largo de mi vida y las que me rodean, y que tal vez tengan ciertas características similares con los personajes.”

 

Respecto a todos los personajes que aparecen en la historia nos cuenta que éstos son el pretexto que ella crea para hablar de los temas que necesite abordar. “Cuando empecé a escribir La virgen en tus ojos, el tema que me interesaba era el de la construcción de las verdades y las mentiras en los medios de comunicación, y cómo eso llega a las grandes audiencias. Es un tema que como periodista y como ciudadana siempre me llamó la atención. Entonces invento personajes que me sirvan como excusa para poder hablar de estos temas que siempre me ocuparon”.

 

Un personaje en particular es Tapuy, un joven surfista que aparece 20 años después del asesinato de Gloriana y que le da sentido al título de la novela porque “está basado en una historia que leí una vez sobre un niño pequeñito en el norte de Argentina, que tiene los ojos muy claros y con una pequeña manchita en uno de ellos. Esa manchita tiene la forma de una virgen. A él de pequeño siempre le dijeron que era el elegido, que lo que tenía en sus ojos era efectivamente a la virgen, entonces él se construyó alrededor del relato de los otros —digamos que tiene que ver con este tópico central al que hacía referencia sobre el tema de la verdad y la construcción de los relatos—. Por lo tanto, me pareció que incluir al personaje de Tapuy era plantear el cómo nosotros nos construimos desde pequeños sobre las verdades o las mentiras que nos cuentan”, explica Etcheves, quien también confiesa que Tapuy es uno de sus personajes favoritos.

 

 

De periodista a escritora
Etcheves también nos habla de sus referencias literarias y autores favoritos: “Me gusta muchísimo y soy muy fanática de las mujeres o varones que fueron periodistas y que en algún momento deciden dedicarse a la ficción porque me gusta mucho esa mirada, ese contacto y ese anclaje con la realidad, como Laura Restrepo. Es una de mis autoras preferidas. En varones, mi autor favorito —que él sí pasea por todos los géneros literarios, no sólo policial sino también terror y por momentos hasta la ciencia ficción— es Stephen King. Es un hombre que para mí sabe contar a los personajes como nadie. Nadie construye personajes tan verdaderos y tan reales como él. Es un universo que a mí me interesa y del que aprendo mucho cada vez que leo alguno de sus libros”.

 

FOTO: Florencia Etcheves: La virgen en tus ojos, México, Planeta, 2020, 288 pp.

« »