Ser diferente en la sociedad actual

Nov 15 • Lecturas, Miradas • 1023 Views • No hay comentarios en Ser diferente en la sociedad actual

/

No hables de Uzodinma Iweala narra la historia de Niru, un adolescente que lo tiene todo pero revelar que es gay lo enfrenta a una crisis emocional y familiar

/

 

POR DIEGO QUIÑONES

 

Aunque en la actualidad se puede notar mayor libertad para expresar quiénes somos, esto sigue siendo un tema que tiene muchas aristas sin resolver y que miles de personas sufren durante el camino por descubrir su verdadera identidad: desde la preferencia sexual hasta en la elección de una carrera universitaria.

 

Desde hace mucho años se ha creado un camino para que los temas sobre el racismo sean planteados y cuestionados en la literatura. Por ejemplo, Matar un ruiseñor (1960) de Harper Lee: la historia de un abogado blanco que defiende a un hombre negro acusado de violación, problema que no sólo lo afecta a él, sino a su familia. También en 2013 con Americanah (Random House, 2014) de Chimamanda Ngozi Adichie, publicación que narra la lucha de Obnize -protagonista del libro- contra la burocracia que no le permite buscar un mejor futuro fuera de país natal.

 

Lee La pareja del sueño americano

 

Este año, por medio de la editorial Alianza de Novelas, se publicó No hables (2018) la tercer novela del escritor Uzodinma Iweala, que habla sobre los problemas sociales, emocionales y físicos que los adolescentes viven al defender sus ideales al punto de crear una batalla entre lo que quieren ser y lo que la sociedad dice que son.

 

El protagonista de No hables, Niru, es un joven afroamericano que está cursando el último año de preparatoria y está listo para partir a la universidad de Harvard y ser un estudiante ejemplar como lo ha sido toda su vida. Sus padres solícitos lo han educado conforme la creencia católica y una vida saludable que ha hecho de su hijo un atleta único dentro de la institución privada en donde estudia.

 

Una fuerte tormenta hace que Niru se refugie en la casa de su mejor amiga Meredith y una repentina declaración de amor hace que él se dé cuenta de que es gay y decide contárselo. Desde este punto, la lucha entre sus creencias religiosas y sus sentimientos enfrascan al joven negro a buscar el camino de su felicidad, pero el destino hace cada vez más complicado su proceso de cambio, pues de manera accidental su padre se entera y esto ocasiona una crisis familiar y emocional.

 

No hables se divide en dos partes, la narración de Niru sobre los hechos de su historia y el relato de Meredith que nos ayuda a conocer los sucesos desde un punto de vista diferente y empapado de los problemas que ella enfrenta durante el apoyo que le ofrece a su mejor amigo.

 

Iweala nos dice que esta historia no sólo se trata de la búsqueda de quiénes somos sino también de los problemas raciales que un adolescente negro puede enfrentar: los atropellos de policías sólo por tratarse de un afroamericano homosexual; la sociedad y los conflictos que aun existen ya que, aun viviendo un momento con mayor libertad de expresión, el racismo sigue siendo un tema de emergencia. El autor explica que no busca definir un mensaje en específico y que espera que los lectores que elijan su obra formulen conclusiones y puntos de vista sobre el tema y, de esta manera, crear una reflexión sobre nuestra sociedad actual.

 

Lee Markus Schleinzer y el racismo cultural

 

El escritor estadounidense fue ganador del premio Los Angeles Times Art Seidenbaum a la primera novela en 2006 por su libro Bestias sin patria (Duomo, 2012) y la revista Granta lo ha señalado como uno de los mejores narradores jóvenes de Estados Unidos.

 

Ficha técnica: No hables, de Uzodinma Iweala; Alianza de Novelas, México; 2019, 229 pp.

 

FOTO: portada del libro No hables de Uzodinma Iweala (Alianza de Novelas, 2019)

« »